Salir con amigos del Reino Unido

Comunidad gay para hombres en Reino unido. Enamorate en Reino unido con miles de solteros de Adanel. Adanel: Red social contactos para hombres gay en Reino unido gratis. ... Red social de Contactos para chicos gay en Reino unido y en el resto del mundo. zo-na 40 años de ... Hola soy in chico que vive en el reino UNIDO y estoy buscando a amigos ... Nottingham le debe su fama a la leyenda de Robin Hood y a las novelas de D. H. Lawrence. Pero hay otro factor que la hace reconocida: es la ciudad más pobre de todo el país. Turismo Lanzarote muestra al grupo turístico Jet2 lo mejor de la isla Turismo Lanzarote muestra al grupo turístico Jet2 lo mejor de la isla en el evento “A night with the star Hacer un voluntariado internacional en el Reino Unido con Worldpackers te permitirá mejorar tus conocimientos del inglés o aprender desde cero. Para hacer un voluntariado en el Reino Unido con Worldpackers, sólo debes crear un perfil en la plataforma, hacerte miembro verificado y empezar a buscar tus próximos anfitriones. El Reino Unido finalmente salió de la Unión Europea (EU), 47 años después de su ingreso al bloque, con vistas a iniciar un nuevo camino y una nueva relación con Europa desde fuera, a base de ... Solteros de Reino Unido - Encuentra Solteros de Reino Unido con MejorAmor.com, el sitio de encuentros más popular para solteros buscando pareja Al navegar por este sitio web, aceptas el uso de cookies que te brindan mayor seguridad en tu navegación, y permites que te proporcionemos ofertas y anuncios personalizados según tus intereses. nunoportugal 39 años de England - London. Mi llamo Nuno Miguel, --, portugues,vivo en inglatera Soy honesto, sencillo, verdadero con mis emociones y lo que hablo, soy una personna que respecta los demas y otras culturas con piensamientos diferentes, pues, es asi que nosotros conquistamos lo que deseamos lograr. La embajadora sostuvo que, luego de la formalización del Brexit, tras casi cuatro años de incertidumbre, comienza una nueva etapa “de nuestra relación con nuestros amigos europeos y países terceros”. Sostuvo que, para el Reino Unido, la negociación de un acuerdo comercial con la UE es “una prioridad”. Si estudias en Londres , quizás quieras salir un rato a divertirte y relajarte con tus amigos y compañeros de clase por eso hemos recopilado una lista de los lugares más populares al momento de salir de fiesta. Es cierto que Londres es una de las ciudades más caras del mundo, así que tampoco vayas a gastarte todo tu presupuesto estudiantil en

Resumen debate presidencial 13-10

2019.10.14 04:17 kuai69 Resumen debate presidencial 13-10

Buenas, estaba haciendo un resúmen del debate para un TP de mi novia (a mi me interesa la política, a ella no) y decidí compartirlo para todo ustedes. Antes que nada, disculpen las faltas de ortografía y si me falta algo, hablaban muy rápido y no soy tan rápido escribiendo. Los quiero chiquiss
Debate presidencial 13/10
Presentación
  • Macri: Habla sobre logros y pide que sigamos “juntos”.
  • Fernandez: Habla sobre que tiene poco tiempo para hablar y llama mentiroso a Macri, exponiendo que mintió en el debate anterior.
  • Del Caño: Habla sobre su vida y la política durante esa, hablando sobre el neoliberalismo y lo malo durante sus gobiernos.
  • Centurión: Habla sobre sus valores y contra lo que luchó en su vida. Pregunta por qué no fueron todas sus propuestas hechas antes.
  • Espert: Habla sobre las trampas que le pusieron para que no pueda presentarse. Y sobre los otros candidatos y su experiencia.
  • Lavagna: Habla sobre la crisis económica y cómo salir de ella.
Relaciones internacionales
  • Fernandez: Hay que discutir como entrar en el mundo global preservando la Argentina. Muchas regiones y países se unieron para afrontar el desafío de la globalización. Habla sobre que el Mercosur está abandonado y que hay que volver a unir a Latam y al Mercosur. No vimos la letra chica del acuerdo del acuerdo con la U.E. Destaca que en estos años el gobierno negoció con Inglaterra sobre las islas malvinas pero nos olvidamos de la soberanía y piensa recuperarla.
  • Del Caño: Saluda a Ecuatorianos, critica el apoyo de Macri al gobierno ecuatoriano. Habla mal sobre el FMI y que con el ejemplo de los otros países no tenemos que aceptar el FMI. “La desigualdad entre ricos y pobres es cada vez más brutal” Destaca los movimientos juveniles y de mujeres. “El capitalismo no va más”. Pide un minuto de silencio en homenaje a los muertos por la represión en Ecuador.
  • Centurión: Comerciar con todos los países del mundo sin restricciones ideológicas y sin confundir diplomacia con comercio. El continente antártico es el continente del futuro. Quiere recuperar las islas malvinas. Modelo de Defensa de Argentina desarticulado por falta de inversión. Busca hacer un modelo de Defensa que cubra el 100% de Arg, ahora hay un 40%. Argentina debe poder decir que no cuando sea necesario.
  • Espert: Las relaciones internacionales son importantes para Argentina. Las Malvinas son Argentinas, Reino Unido usurpador. Manera realista de recuperar las Malvinas a partir de cambios de fondos para que el estilo de vida de los que viven en las islas no cambie. En Venezuela hay una dictadura, Argentina debe hacer los maximos esfuerzos para sacar a Maduro y que haya elecciones. Decidir vivir del comercio o entrar en crisis y no respetar los contratos.
  • Lavagna: Malvinas irrenunciables, las crisis internas debilitan la capacidad de negociación. Argentina debe participar en las misiones de paz. Rescatar el proceso de estancamiento en el que se encuentra el Mercosur y de ahí negociar con otros bloques. La negociación de UE puede ser buena o mala.
  • Macri: Imposible que un país se desarrolle solo. Cuando llegó, era uno de los países más aislados del mundo. Hizo relaciones con muchisimos países y presidimos el G20. Vision y objetivo: Trabajo y mejor calidad de vida para los Argentinos. Abrimos más de 200 mercados, la carne en China generó 50mil puestos de trabajo. Insiste en que el acuerdo de la UE es bueno. Seguir con el Mercosur, Canada, Mexico, Singapur. Las exportaciones crecen todos los meses. El mundo es una enorme oportunidad.
30 segundos extra de relaciones internacionales.
  • Centurión: En el gobierno de CFK se firmó un pacto que intercambiaba soberanía por una base espacial, generando posibles conflictos a corto o mediano plazo.
  • Espert: Argentina comienza a fantasear con un default. Solo durante 3 de los ultimos 20 años pagamos la deuda, 17 estuvimos en default. El comercio es la manera genuina de crecer
  • Lavagna: No es cierto que las exportaciones crecen. Desde el 2005 disminuyó el número de empresas exportadoras.
  • Macri: CFK condecoró a Maduro, Macri defiende a Guaidó “se está con la dictadura o con la democracia, la neutralidad es estar con la dictadura”
  • Fernandez: Le impresiona Macri. Relaciones internacionales no es sacarse fotos con los lideres, no entró un centavo de las inversiones.
  • Del Caño: Usa su tiempo para homenajear a los ecuatorianos “victimas de la represión del FMI”
30 segundos de respuesta
-Espert: Cree que el Mercosur fue un simulacro del que no se puede rescatar nada. El comercio es con todo el mundo, no solo con pares. - Lavagna: Defiende ley del 2004 de exportación de servicios informaticos - Macri: CFK rompió los vinculos internacionales necesarios para enfrentar el narcotráfico. Le preocupan definiciones de la oposición - Fernández: Venezuela tiene problemas, quiere que Venezuela lo resuelva, él no quiere intervenir. Pide que ningún soldado argentino entre en tierra venezolana. - Del Caño: No apoya a Maduro, pero dice que Macri apoya a EEUU metiendose en Venezuela, es el pueblo el que tiene que resolver esta crisis. - Centurión: Geopolítica en nuestro país, “Las fronteras siguen siendo un colador”. Falta de control a inmigrantes no residentes (colegios, medicina, etc)
Economía y finanzas
  • Del Caño: MM prometió pobreza cero, fue lo contrario. Las empresas privatizadas ganaron el año pasado 6 millones por día. Proponen una banca estatal única por trabajadores. Oposición: Busca derogar todas las leyes y decretos que afectaron el estilo de vida de jubilados?. Anular tarifazos. Revertir toda la herencia de este gobierno, aumento de emergencia para grupos debiles. Tienen que pagar los ricos
  • Centurión: Hay que achicar el gasto fiscal y público. Asi se podra bajar impuestos, dejando no más de 20 (son 166). Sacar el impuesto a Ingresos brutos. Las retenciones al campo son una confiscación a la renta privada, está en contra. El campo necesita mejor situación financiera y poder ampliar su frontera productiva. Habla sobre problemas de las PyMEs.
  • Espert: Argentina tiene un sistema destructivo, con ganadores y perdedores. Ganadores: Empresarios, sindicalistas y políticos, todos mentirosos. Arg tiene que cambiar el sistema, tomando como ejemplo chile y perú. Buscar el libre comercio con costos laborales reducidos e impuestos bajos. Basta del “chamuyo” de justicia social.
  • Lavagna: Argentina lleva 8 años de estancamiento. Últimos dos años de fuerte caída del Producto. Dos gobiernos distintos pero ambos con caída en el ingreso de las personas. Poner en marcha la economía, bajar los impuestos a PyMEs, cerrar la brecha entre lo que el país puede ser y lo que es.
  • Macri: Habla sobre problemas de los últimos 80 años. Tenemos que “cambiar”, tener un consenso de cómo tener una economía estable. En el último año y medio carga fuerte. El esfuerzo no fue en vano. Estamos mejor, en un punto de partida. Mejoras de los últimos años.
  • Fernandez: MM fracazó en la economía porque nunca la entendió. Atacó el consumo impidiendo dar créditos y sacando salarios. 5 millones de nuevos pobres. Habla sobre mala economía de MM. Estamos en un punto donde podemos cambiar, mejorando el consumo, ayudar al crecimiento de exportaciones para pagar la deuda y obtener insumos. Acabar con la imposición y empezar con el consenso. Diseñar qué país queremos construir.
30 segundos extra.
  • Macri: 2 de cada 3 pesos fueron para pagar deudas del gobierno anterior, el restante para reducir el déficit fiscal.
  • Fernandez: “No se en qué país vive Macri”. Desaparecieron 30mil millones de dólares, culpa a los amigos de MM.
  • Del Caño: MM no hizo el desastre solo, hubo complices. Los legisladores del Frente de Todos votaron en contra de los jubilados en la reforma previsional.
  • Centurión: Jovenes que ni estudian ni trabajan y cobran un plan. Debe haber un plan de primer empleo, liberando a los empleadores por los primeros 3 años de cargas.
  • Espert: No le mintamos a los abuelos, el 82% no es sustentable.
  • Lavagna: Esta administración sobre 4 años termina con tres años de caída del PBI.
30 segundos de cierre.
  • Fernández: La economía no se resuelve prediseñando, no es un dogmático como los demás. -Del Caño: AF planteó el consenso, van a ser los que no roban siempre?
  • Centurión: Argentina es un infierno fiscal. Simplificar tramites pymes.
  • Espert: AF habló de mejorar el consumo y generar exportaciones, las dos juntas no se pueden. Primero mejorar importaciones, negociando con todo el mundo y no solo Mercosur.
  • Lavagna: Para que Arg crezca hay que reconocer la importancia del consumo pero tambien la enorme importancia de la inversión.
  • Macri: AF habló de Corrupción, le sorprende. AF hipócrita porque criticaba a CFK porque arruinó la economía.
–--
Derechos Humanos, diversidad y género.
  • Centurión: Se opone al aborto y sus atajos legales, derecho a la vida. Vetaría cualquier ley de aborto. Basta del pago a delincuentes terroristas
  • Espert: El liberalismo es la gran defensora de DDHH. La izquierda pretende ser la que defiende, la critica. Basta del curro de los DDHH. Sin prisiones preventivas para venganza y no justicia. ESI a favor, pero no degenerando en la ideología de género.
  • Lavagna: El DH más violado es el hambre en Argentina. Insistió con que se declarara la emergencia nutricional. Esencial que este es el principal DH a considerar. Salud, educación y trabajo importantes contra la pobreza.
  • Macri: Siempre cuidó la libertad porque cree en ella. Siempre defenderá los derechos de todos. Reconoce que hay grupos sin igualdad. Mejoró el sistema de denuncias para las mujeres, impulsaron la ley Brisa. Quieren potenciar lo que ya hicieron. Terminar con los femicidios.
  • Fernandez: Dejar todo en mano de los jueces. Los DDHH deben ser un imperativo moral de la Arg. Mejorar la situación de las mujeres cambiando las leyes. Critica a MM por la ejecución del presupuesto contra el femicidio. Crear nuevas instituciones para generar igualdad.
  • Del Caño: La deuda es con las mujeres. Critica a Cambiemos y el frente de Todos por votar en contra del aborto. Critica a la iglesia
por esto. “No son Provida, son Pro violación de derechos”. Listas 100% a favor del aborto legal.
30 segundos extra
  • Fernandez: Los abortos ocurren y no hay que castigarlos, porque hace que todo se vuelva clandestino.
  • Del Caño: Critica acuerdos entre los gobernadores y la iglesia. Promueve la ESI en todas las escuelas.
  • Centurión: Un bebé tiene ADN propio desde el momento que es un embrión. No se puede decidir sobre su vida.
  • Espert: Critica sueños compartidos, critica a AF que quiere poner un ministerio más.
  • Lavagna: Diferencia entre la charla y la realidad.
  • Macri: Critica gobierno anterior, en el actual la prioridad son las victimas de delitos y ciudadanos. Apoyar a las fuerzas de seguridad.
30 segundos de cierre
  • Del Caño: “Iglesia y Estado asuntos separados”.
  • Centurión: Quiere defender a los más débiles. Todos mienten.
  • Espert: Arg tiene que dejar de discutir y pensar en el futuro en lugar de seguir destacando los 70, juzgar a los terroristas de los 70. - Lavagna: Nadie consideró hambre como violación de derechos humanos.
  • Macri: Lo más importante es defender la libertad.
  • Fernandez: Le da la razón a Lavagna. No le preocupa tanto el gasto público para ampliar derechos.
–-- Educación y Salud
  • Espert: “Todos los problemas son problemas de educación” Declarar la educación servicio público básico y esencial. Limitar el derecho de huelga para que los chicos no pierdan clases. Revisión de licencias, ausentismo y enfermedad. Relanzar escuelas técnicas. Arancelar la universidad pública para pagar becas a quienes no puedan afordarlas.
  • Lavagna: Retomar el sistema de finales del siglo 19, principios del 20 en terminos educativos.
  • Macri: Revolución educativa desde su primer día de gobierno. Lanzaron las pruebas aprender. Mejorando los resultados. Acercaron internet a más alumnos. Agregaron robótica a jardines de infantes. Buscan agregar inglés desde jardín de infantes. Ninguna escuela tenía internet en todas las aulas.
  • Fernandez: Critica MM y Vidal. En la educación está el futuro, le va a prestar mucha atención, así como a la ciencia y tecnología. Darle oportunidades a todos.
  • Del Caño: MM enemigo de la educación pública. Revertir todo lo que hizo Menem durante los 90. La educación tiene que ser Nacional y no provincial.
  • Centurión: Los docentes son los que peores salarios tienen. Crear escuelas técnicas y de oficio en el modelo dual, vinculando conocimiento y práctica en el trabajo. 190 días o más de escuela.
30 segundos extra.
  • Del Caño: Como AF puede defender la educación pública cuando en Chubut no pagan los salarios (Su gobernador es del frente de todos)
  • Centurión: A favor de la ESI en colegios.
  • Espert: Quitarles las obras sociales a los sindicatos.
  • Lavagna: Critica a últimos gobernantes por CONICET.
  • Macri: Critica a CFK por ocultar las mediciones. En su gobierno.
  • Fernandez: Critica a MM.
30 segundos de cierre.
  • Centurión: Llama mentirosos a todos.
  • Espert: Busca integrar el sistema de salud sacando las obras sociales a los sindicatos. Usando de ejemplo a Europa.
  • Lavagna: Sugiere que cada vez que el BCRA suba 10 ptos la tasa de interes le preguntemos al banco nacional.
  • Macri: Mejoras en el PAMI.
  • Fernandez: Critica lo que dijo MM.
  • Del Caño: Muchos gobiernos definanciaron la salud pública (incluído el actual) Critica la “salud negocio” y tiene que ser un derecho social.
–-- Cierre de Debate.
  • Lavagna: Los argentinos podríamos estar mejor. Muchos se van o quieren irse. Dejar de burlarse de los argentinos, hay que asumir los fracasos. La clase política entera es el fracaso en este caso.
  • Macri: Volvió el dedo acusador. El Kirchnerismo no cambió. Tenemos problemas pero volver al pasado no va a ayudar. Modernizamos la Argentina. Con 4 años no alcanza para enderezar décadas de políticas erróneas. -Fernández: Otra vez nos endeudaron, otra vez dejaron a la gente sin trabajo. Lo hacen cada vez que suben al poder. Nos caímos muchas veces con esa piedra pero ya es hora de que no nos pase más. Entre todos podemos poner de pie a la Argentina. Darle trabajo a todos.
  • Del Caño: Se dirige especialmente a la juventud. La técnica y el conocimiento permitirían no solamente pelear con el hambre y desocupación. También a reducir la jornada laboral. Pide que lo apoyen con el voto.
  • Centurión: El fracaso de la Argentina es de una naturaleza política porque esta clase abandonó al país. El primer valor a recuperar es respetar la vida por nacer. “Si no podemos defender la vida del más inocente, dificilmente vamos a poder defender a cualquier persona argentina”.
  • Espert: Destaca que es un ciudadano común. La grieta es falsa por la enorme similitud de decisiones políticas. Cambiemos no pudo evitar la vuelta del kirchnerismo. Ellos podrán.
[EDIT] Meto un TL;DR que mande en los comentarios (es mi opinión, el resumen fue lo más objetivo posible)
En mi opinión, Espert fue el mejor preparado, Centurión fue un "Salvemos las dos vidas" permanente, Lavagna no estoy seguro, Macri fue para que más gente vaya a votar y meterles confianza, Del Caño.. bueno lo de siempre y Fernández fue solo a tirarle mierda a Macri.
[EDIT 2] WOW mi primer gold :0. Gracias a las dos personas que dieron el gold y a la que dio el silver, seguramente haga otro igual en el próximo debate.
[EDIT 3] Corrección errores (voy a escribir los edits de corrección en este punto para no llenarlos de edits) - corregido "30 mil" por "30 mil millones" en la frase "no sé en qué país vive Macri"
submitted by kuai69 to argentina [link] [comments]


2017.11.23 05:26 SubotaiKhan Te ELIFEO: Conceptos políticos y formas de gobierno.

Parte I: La diferencia entre izquierda y derecha
Parte II: La izquierda
Primero, terminé mis parciales, aprobé todo, casi soy abogado, así que me van a tener haciendo lo que más me gusta: Enseñar pelotudeces. Estoy considerando seriamente estudiar alguna licenciatura de política, historia o filosofía y dar clases como una segunda profesión.
Segundo, voy a hacer un anexo de palabras que debí haber explicado antes, cuestiones ideológicas que pueden estar tanto en la derecha como en la izquierda, y algunas son “buzzwords”, palabras que la gente, tanto boludos en internet como académicos, la utilizan de manera trivial.
Tercero. Voy a explicar las formas de gobierno, que no lleva encausado necesariamente una ideología en sí, lo voy a hacer corto porque asumo que no hace falta extenderme mucho en explicar que es, por ejemplo, una monarquía y una república. Pensaba que algo como esto no es necesario explicar, pero he visto en Facebook, estadounidenses que piensan que democracia y republica constitucional son dos términos opuestos y excluyentes.
https://www.reddit.com/ShitAmericansSay/comments/5ubaz8/a_lot_of_americans_think_that_a_democracy_and/
https://www.reddit.com/The_Donald/comments/6ixydx/monarchy_doesnt_work_theocracy_doesnt_work/
Originalmente, iba a incluir en este thread las ideologías de derecha, pero quedaría muy feo mezcladas con todo esto, así que quedara para más adelante.
No hay TL; DR. Lo mismo que el anterior post. Si van a criticar, se toman la molestia de leer todo. Y algo que algunos no entendieron con el anterior thread: “Si te cuento que es X ideología, y que piensan sus integrantes, no quiere decir que yo la apoyo”
POPULISMO:
MAN, acá si tenemos problemas para definir esto. Cualquier político que empieza a tener su propia hinchada, es llamado populista. He visto a analistas políticos llamar populista a políticos moderados o pro establishment, como Obama, Macri, Hillary.
El termino populista se lo usa como insulto, aquel político que atrae a las masas ignorantes, pero también es usado como algo positivo, a aquel político que es popular entre la gente y electo por favorecer a la gente. Pero estas definiciones son ridículas, ¿no? ¿Cómo un político va a ser electo si no es atrayendo la mayor cantidad de votantes posibles? Ningún político va a decir “yo solo represento a la elite, los pobres que se caguen”.
Me puse a buscar en varias fuentes que se lo define como populismo, me encontré con bocha de artículos periodísticos, definiciones de diccionario, y demás, pero ninguna me dio una mejor caracterización más especifica que Santiago Ylarri hace sobre el populismo latinoamericano:
• Rechazo a los profesionales de la política: Se rechaza tanto a los académicos, como los analistas y los políticos con experiencia.
• Desconfianza en las instituciones públicas existentes: Es decir, anti establishment, oposición a la retórica que gobierna el país (si es que no gobiernan los populistas) y a la retórica internacional.
• Diálogo directo entre la dirección del movimiento y la base social.
• Fuerte voluntad de movilización y participación.
• Retórica nacionalista: El enemigo es el extranjero u otros países que planean la destrucción del Estado, junto con la colaboración de traidores de nuestro país.
• Liderazgo caudillista: Un líder carismático, invistiendo más poderes de los que le corresponden constitucionalmente, siendo apoyado por sectores populares.
También se suele usar como sinónimo de demagogia, la estrategia política de ganar votos por medio de promesas falsas, apelando a la gente con emociones y desinformación, y un uso y abuso de la propaganda política.
El populismo, como el nacionalismo, puede ser de derecha o izquierda, surgen figuras que usan distintas narrativas en su camino al poder. El referente de la derecha en nuestro continente es Donald Trump, mientras que la izquierda tiene en toda Latinoamérica sus raíces en la llamada ola rosada. Un surguimiento de movimientos democráticos socialistas en todo el continente, con una retórica anti EEUU y anti capitalismo.
NACIONALISMO:
Nacionalismo clásico (este término no existe, pero me parece útil para diferenciar el nacionalismo original del moderno) sea intencional o no, en algún momento, a fines del siglo 18, se hizo necesario tener garantizada la lealtad de los súbditos mediante “algo”. Desde nobles hasta revolucionarios, se dieron cuenta que era fácil garantizar la lealtad por medio de atributos que identificaran a una población con las causas de uno, también es un buen concepto para tener en cuenta si uno desea gobernar sobre una población: entre más homogénea, más fácil de hacer leyes considerando sus necesidades. Finalmente, con la introducción de una nueva clase gobernante o al menos influyente, los burgueses, existiría una reestructuración social y renovación de todas las instituciones (Algunos reyes empezaron a legislar y reglamentar el idioma, y a usar la religión no solo como entidad política, sino como entidad cultural unificadora)
El mejor ejemplo que tengo para explicarles fue el de Francia. Un monarca era sostenido en el poder porque era la voluntad de Dios. ¿Qué pasa cuando la voluntad de Dios que te gobierna, conspira con otros reyes para que invadan tu país y repriman tu revolución? Bueno, primero, obviamente, le cortamos la cabeza con una guillotina como gente civilizada que somos, segundo, instauramos una nueva razón por la cual debemos mantenernos unidos en defensa de la soberanía de nuestra nación de este Rey traidor de su pueblo y sus aliados. Se creó una bandera reemplazando el estandarte de la monarquía gobernante, un símbolo azul, blanco y rojo, representando así a todo el pueblo francés y su lema; libertad, igualdad y fraternidad. Esto no solo se vio reflejado en solo un trapito, sino que, si alguien se metía con Francia, no se metía con la Casa Real del Reino de Francia, pero con todos los habitantes del territorio francés, las guerras no la pelearían los caballeros de noble cuna, lo harían desde el más miserable de los campesinos hasta el más rico de los nobles. Napoleón famosamente presumiría de esto: “No pueden detenerme, gasto 30.000 vidas en un mes.”
Esto, junto con los movimientos filosóficos románticos, generara en todo el mundo las Naciones-Estado: Territorios delimitados, donde una población que comparte una identidad cultural, es gobernada por un mismo soberano.
Nacionalismo étnico: Algo que es necesario diferenciar, es que un Estado no es lo mismo que una nación. Dentro de un Estado podés tener distintos grupos étnicos que se sienten identificados solo entre ellos, y no con el resto del país. Por ejemplo: las diversas naciones que se encuentran en España (vascos, catalanes, gallegos, aragonés) o en nuestro país que tenemos la nación mapuche.
Los bolivianos decidieron tomar en consideración sus diferentes nacionalidades y constituirse como un Estado Plurinacional (un estado descentralizado y culturalmente heterogéneo, que concede cierto tipo de autonomía y representación a cada nación)
Otros, como yo diría el nuestro, alienta la homogeneización de las etnias por medio de la aculturación, el mestizaje, y básicamente ignorando las diferencias. Esto se le llama Crisol de razas o de etnias. Esto lleva a configurar un tipo distinto de nacionalismo, donde la nación lo compone todos los que la habitan, sean de la etnia que sean
Nota: crisol es el recipiente donde se funden y mezclan los metales.
Lo contrario al crisol de etnias, es el mosaico, esto sucede cuando no se produce la homogeneización, viviendo en armonía, pero sin mezclarse.
Hasta acá di ejemplos de cómo en países modernos pueden convivir diferentes etnias en relativa paz social. Sin embargo, en el siglo pasado y este, distintos Estados han tenido sus etnias enfrentadas unas contra otras, bajo el argumento de ser oprimidas por otra etnia dentro de un mismo Estado, y no hablo solo de catalanes buscando independizarse por un referéndum, sino de verdaderas crisis y genocidios.
Alemania: Hitler llego al poder usando de argumento la opresión que el verdadero pueblo alemán sufría, y esto llevo a que… bueno, no hace falta que les cuente que fue La Solución Final, ¿no? Posteriormente anexó partes de Checoslovaquia para proteger a las minorías germánicas habitando en ese país. Esta búsqueda de consolidación del pueblo germánico, que superaba las fronteras del Estado Alemán, se lo llama pangermanismo. El lema usado por Hitler era “Una Nación, un Pueblo, un Líder”, es decir, el Estado Alemán, sería sinónimo de la nación alemana, y todos gobernados por el mismo e indiscutido líder.
Ruanda: Cuando los belgas colonizaron Ruanda, se encontraron con tres tribus. Pero las que nos importan acá eran los tutsis y los hutus (la tercera tribu eran los twa). Mucho no difieren entre estas tres etnias, los tres hablan la misma lengua, y producto de la colonización, la misma religión (catolicismo). Según algunos académicos, los tutsis y los hutus no son ni siquiera distintos pueblos, sino una especie de castas, pero los belgas les llevaron la noción de que los tutsis eran superiores, y ellos debían estar a cargo, a pesar de que eran una minoría… cuando los belgas se fueron y su gobierno paso a ser democrático, la mayoría hutu decidió que, en represalia, se debía matar a todos los tutsis. El gobierno ordeno que cada hutu debía salir con palos cubiertos de clavos, a matar a todos los tutsis vecinos que tuvieras, y de no hacerlo, te matarían a vos a tu familia. Esto llevo al gran genocidio ruandés.
Yugoslavia: Este es un caso realmente interesante, porque fue un quilombo de “subnacionalidades”.
Por si no se acuerdan de la existencia de este país, o nacieron después de su caída, antes existía un Estado Federal Socialista en la península balcánica llamado Yugoslavia. ¿Porque dije subnacionalidades? Porque las distintas naciones de Yugoslavia eran todos eslavos. No que son de solo de Eslovenia, sino que pertenecen al grupo étnico al cual pertenecen muchos otros países, como Rusia, Ucrania, Polonia, República Checa, Bielorrusia, Bulgaria, Eslovaquia, y las distintas naciones de Yugoslavia. Y en Yugoslavia, tenías las repúblicas socialistas de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, algunos de ellos tenían distinto idioma y distinta religión (católicos apostólicos romanos, católicos ortodoxos y musulmanes). Se mantenían unidos gracias a un poderoso líder llamado Josip Broz, alias “Tito”, que, si bien era socialista, no se llevaba bien con el Kremlin (era tan macho, que amenazo a Stalin de que, si le seguían tratando de mandar asesinos, el mismo iba a mandar uno, y solo le bastaría con ese para hacerlo)
No se sabe si es verdad, pero se le atribuye a Tito la frase: “Soy el líder de un país que tiene dos alfabetos, tres lenguas, cuatro religiones, cinco nacionalidades, seis repúblicas, rodeada de siete vecinos y un país donde viven 8 minorías étnicas.”
Como esperaran, o se acordaran, una vez que Tito murió, todo se desintegro, y fueron luchas entre distintas naciones para preservar su identidad nacional en contra de los serbios que querían mantener la colapsada Yugoslavia, hubo crímenes de guerra, genocidio, todo.
¿Se acuerdan que en el 2006, Argentina jugo contra Serbia y Montenegro? “La selección de Serbia y Montenegro es, hasta el momento, el único equipo que ha participado en la fase final de la Copa Mundial de Fútbol representando a un país inexistente. Tras la independencia de Montenegro el 3 de junio, Serbia declaró la disolución oficial de la unión de Serbia y Montenegro el 5 de junio de 2006, cuatro días antes del inicio del torneo. Por disposiciones de la FIFA, sin embargo, el equipo debió mantener su denominación.”
Ahora mismo hacen lo que sea para mantener a Kosovo dentro de su poder soberano, a pesar de que EEUU y la Unión Europea reconocen a Kosovo como nación independiente.
Medio Oriente: Cuando el Imperio otomano colapso en la primera guerra mundial, Gran Bretaña y Francia dividieron el imperio en protectorados temporales, prometiendo la formación de distintos Estados. La delimitación de fronteras fue… arbitraria, hecha con regla sobre un mapa. ¿Qué paso cuando se formaron los Estados? Sunníes vs. chiitas, kurdos vs. Turcos, iraníes, iraquíes y sirios, palestinos vs. israelitas, monarquías vs. Teocracias. Un dolor de pija para todos, que daría para otro thread solo para explicar toda esta situación.
Actualmente: Tenemos varios movimientos nacionalistas, la mayoría propone la secesión de su nación del Estado: Los kurdos, catalanes, mapuches, escoceses y vénetos son los movimientos más trascendentes de estos años.
No pretendo ponerme a criticar las ideologías que explico, pero me gusta mucho esta crítica hecha por Karl Popper:
"Pues el supremo absurdo del principio de la autodeterminación nacional es evidente para todo el que dedique un momento a reflexionar en él. Ese principio equivale a sostener que cada Estado debe ser una nación-Estado: que debe estar limitado dentro de una frontera natural, y que esta frontera debe coincidir con la ubicación de un grupo étnico; de modo que debe ser el grupo étnico, la "nación", el que determine y proteja los límites naturales del Estado. Pero las naciones-Estados de esta especie no existen. Aun Islandia, la única excepción en la que puedo pensar, sólo es una excepción aparente. Pues sus límites están determinados, no por su grupo étnico, sino por el Atlántico Norte, así como están protegidos, no por la nación islandesa, sino por el Tratado del Atlántico Norte. Las naciones-Estados no existen, simplemente porque no existen las llamadas "naciones" o "pueblos" en los que sueñan los nacionalistas. No hay ningún, o casi ningún, grupo étnico homogéneo asentado desde hace largo tiempo en países con fronteras naturales. Los grupos étnicos y lingüísticos (los dialectos a menudo son barreras lingüísticas) están entremezclados inextricablemente en todas partes. La Checoslovaquia de Masaryk se fundó en el principio de la autodeterminación nacional. Pero tan pronto como fue fundada, los eslovacos exigieron, en nombre de ese principio, la liberación de la dominación checa; y finalmente fue destruida por su minoría alemana, en nombre del mismo principio. Situaciones similares han surgido prácticamente en todos los casos en los que se ha usado el principio de autodeterminación para fijar los límites de un nuevo Estado: en Irlanda, en la India, en Israel, en Yugoslavia, etc. Hay minorías étnicas en todas partes. "Liberarlas" a todas ellas no puede constituir un objetivo adecuado; más bien, el propósito debe ser protegerlas a todas. La opresión de los grupos nacionales es un gran mal; pero la autodeterminación nacional no es un remedio factible. Además, Gran Bretaña, los Estados Unidos, Canadá y Suiza son cuatro ejemplos obvios de Estados que violan, en muchos aspectos, el principio de las nacionalidades. En lugar de determinar sus límites por grupos étnicos, cada uno de esos países se las ha arreglado para unir varios grupos étnicos."
Karl Popper, 'La Historia de nuestro Tiempo', en 'Conjeturas y refutaciones'.
Nacionalismo económico: Finalmente, tenemos el nacionalismo económico, que consiste en políticas de Estado de proteccionismo a favor de empresas originarias de un Estado. Por medio de subsidios a las empresas y aranceles impositivos contra importaciones, un Estado promueve una agenda nacionalista que pone énfasis en la industria nacional.
Esto es en contraposición al globalismo económico, la tendencia que tiene el capitalismo moderno de favorecer a cualquier empresa del mundo que pueda proporcionar costos más baratos y/o de mejor calidad. Como por ejemplo la manufactura barata China y del sudeste asiático (no cuesta mucho hacer un par de jeans cuando le pagas solo dos pesos a un menor de edad en un país con pocas libertades sociales) o la tecnología alemana o coreana.
El nacionalismo hoy en día puede abogar por ambas cosas, por la protección y unidad de una nación, y por el proteccionismo económico, o solo una de ellas. Donald Trump, Nigel Farage, Marine le Pen, Frauke Petry, Peron, los Kirchner, Hitler, Mussolini, Tito, Carles Puigdemont, Bernie Sanders de izquierda a derecha, liberales y autoritarios, podemos encontrar distintos nacionalismos, en distintos grados, con sus propias particularidades. Usualmente se oponen a los Tratados de libre comercio entre las naciones, y son cautelosos con los bloques económicos (Euroescepticismo en la Unión Europea).
¿Qué diferencia hay entre nacionalismo y patriotismo?
Patriotismo no es una ideología, es simplemente la filosofía de apego e identificación de una persona con la tierra de donde uno viene. Uno puede ser patriota y creer en cualquier ideología política o teoría económica, no se da lo mismo con el nacionalismo. Ejemplo: Puedo ser patriota y oponerme al proteccionismo económico y promover la inmigración a nuestro país.
TOTALITARISMO y AUTOCRACIA:
Totalitarismo no es necesariamente un sinónimo de fascismo o autoritarismo. Totalitarismo implica que existe un partido, un grupo de personas o alguien, que tiene en su figura todos los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y lo utiliza para controlar todos los aspectos dentro de una sociedad acorde a su ideología.
Una monarquía absoluta o una dictadura son ejemplos de una autocracia, teniendo también el monopolio del poder político, pero no necesariamente es un gobierno totalitario, siempre y cuando no tengan una policía secreta o por medio de la legislación, limiten las libertades civiles de la población.
Según Carl Friedrich y Brzezinski (tuve que buscar el nombre de este último) dicen que un sistema totalitario tiene las siguientes características
-Monopolio de las armas y los medios de comunicación.
-Dirección central y control de la economía
-Terrorismo de Estado
-Una ideología elaborada
-Un solo partido, liderado por un dictador o caudillo.
Con esto, absolutamente todos los grandes autócratas de la historia entran en esta definición: Mao, Mussolini, Stalin, Hitler… Podríamos discutir incluso varias figuras nacionales, como la Dictadura Militar o Juan Manuel de Rosas, pero eso se lo dejo a ustedes, have fun.
INTERNACIONALISMO
Básicamente la idea es intervenir, de manera directa o indirecta en otros países, a fin de cambiar la ideología del país intervenido. Es una idea nacida del socialismo, que como explique, busca llevar la revolución a todas las partes del mundo; pero también presente en ideologías de centro y de derecha, como es el excepcionalísimo americano (la idea de que Estados Unidos es la policía del mundo, y que está facultada para invadir e intervenir en otros países para llevar FREEEDOOOM). Otros ejemplos no tan invasivos pueden ser las organizaciones internacionales, como la Organización de los Estados Americanos siendo la misma creada para evitar la expansión del comunismo en América. Por otra parte, la Unión Europea y el Mercosur suelen poner sanciones y excluir de sus acuerdos a aquellos países que no respeten los principios del liberalismo o la democracia occidental.
IMPERIALISMO
Otro concepto que tiene mas de un significado. El original es lo que supongo todos sabran, una nación expandiéndose haciendo uso de sus fuerzas militares para hacerlo. Aca va todo Imperio que estudiamos en la escuela.
La justificación para la creación de un Imperio puede ser meramente la obtención de nuevas tierras y recursos porque si. Esto no se da mas hoy en dia porque queda mal tomar cosas de otro sin pedir permiso. Por eso poco a poco, los países que tenían colonias tan lejos de sus territorios, fueron perdiendo su poder sobre ellas, poniendo fin al colonialismo.
Así que los Estados tuvieron que buscar otras excusas para expandir sus territorios. Una de ellas es el irredentismo, la idea de que se debe anexar X territorio por cuestiones históricas, culturales o raciales.
Existe por ejemplo el irredentismo argentino con la Antartida, las Islas Malvinas, Georgia y Sándwich del Sur. Tambien de los territorios cedidos a Chile (Picton, Nueva, Lennox) Descubri investigando esto que el irredentismo argentino se extiende hasta toda la Patagonia chilena, y los territorios que una vez fueron parte del Virreinato del Rio de la Plata, como Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia y Brasil. Se imaginan eso? Capaz seria al pedo, ya somos el 8 país más grande del mundo y seguimos sin saber explotar nuestros recursos y estamos enormemente despoblados.
Con el ejemplo anterior, se darán cuenta que no se necesita un emperador para ser imperialista. Y ahí vamos con el concepto más moderno, el imperialismo económico. Y acá entra todo lo que algún amigo zurdo les habrá dicho alguna vez, un país interviniendo por medios económicos, en la política de otro.
Tambien existe lo llamado Imperialismo cultural. Es decir, cuando un pais replica su cultura en otras partes del mundo a tal punto de reemplazar la cultura del pais huésped. Aunque Estados Unidos sea el mejor ejemplo de ello, se han dado cuenta que de todas maneras EEUU es el pais mas “raro” en muchos sentidos? Usan otro sistema para contar la fecha, la temperatura, las medidas, capacidades, hasta para nombrar al deporte mas popular del mundo son unas parias.
GLOBALISMO
Aunque en su mayoría los que abogan por esta ideología es la centro derecha o la derecha liberal, me parece necesario explicarla ya que la mencione cuando explique nacionalismo. Básicamente, libre comercio entre las naciones; fundamentado en la eficacia y baratos costos. Esto es apoyado también por bloques económicos, que buscan eliminar las fronteras entre las naciones, tanto impositivas, como legislativas, sociales y culturales. Esta ideología suele estar ligado con el multiculturalismo, la idea de la convivencia pacífica entre distintas culturas.
Una ideología que se desprende del globalismo, es el COSMOPOLISMO, la idea de que todos los seres humanos de la tierra formamos parte de una comunidad, y en lo ideal, deberíamos abogar por un gobierno democrático mundial, con una moral universal para todos los habitantes de la tierra. Una idea como esta ha sido sostenida por Albert Einstein, Albert Camus y Bertrand Russell.
Fun fact: Albert Einstein apoyaba la idea de un gobierno socialista federal mundial
La idea de la moral universal es algo que está basado en las muchas ideas de la construcción de la moral. Podría hablarles si les interesa de la filosofía de la ética en otro post.
FORMAS DE GOBIERNO:
Unitarios, Federales y Confederados: No requiere mucha explicación para nosotros los argentinos, ¿no?
Unitarismos: Existe un gobierno central absoluto que gobierna de manera directa sobre todo un territorio. Este sistema funciona en países chicos o con poca población. Básicamente, si una provincia nuestra se separara y formara su propio país, lo más probable es que adopte un sistema unitario para gobernarse ya que no tiene tanto que gobernar. Estoy hablando de vos, Banda Oriental
Federalismo: Existen distintas regiones con su gobierno autónomo, pudiendo tener sus propias leyes, poderes ejecutivos, legislativos y judiciales, y hasta su propia constitución, pero siempre con un gobierno superior que gobierna por encima de los mismos, imponiendo leyes, una constitución y hasta interviniendo en los integrantes de esta unión cuando sea conveniente.
Por alguna que otra razón, esas regiones tienen distintos nombres a pesar de que sean básicamente lo mismo: provincias (Argentina) estados (EEUU) estados federados (Alemania) emiratos (Emiratos Árabes Unidos) zonas (Nepal) cantones (Suiza) y más.
Es un lio de nombres, y en un mismo país puede encontrarse diferentes regiones con diferentes grados de autonomía. Rusia, por ejemplo, tiene 46 óblasts, 3 ciudades federales, 22 republicas, 9 kais, 1 óblast autónomo y 4 distritos federales. Fucking commies.
El federalismo supone en un principio la descentralización, y para ello el Gobierno Federal subroga facultades a sus miembros, pero a su vez, permite que los miembros tengan cierta manera de controlar al gobierno federal por medio de cámaras legislativas, compuesta por representantes de las entidades federales. En nuestro caso, la cámara de senadores representa a las provincias, mientras que la cámara de diputados representa a los argentinos.
Confederación: Esta idea supone que no existe un gobierno Federal, solo una representación de los miembros de la federación ante los otros países.
Argentina llego a serlo en un momento, cuando cada provincia tenía su propio gobierno, su propio ejército, su propia moneda y su propia constitución, además, desobedeciendo completamente al gobierno de Buenos Aires.
La Confederación Helvética (Suiza) no es una confederación tampoco hoy en día, porque sigue teniendo un gobierno federal.
Lo más cercano que tenemos hoy en día a una confederación, es la Unión Europea, aunque es discutible.
https://www.youtube.com/watch?v=_lj127TKu4Q
REPÚBLICA Y MONARQUÍA:
Primero aclaro que existe una diferencia entre Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. El Jefe de Estado es quien representa al país ante naciones extranjeras y es responsable del país. El Jefe de Gobierno lidera el poder ejecutivo y la administración del Estado. Les parecerá que es la misma cosa, siendo que, en nuestro país, y en todas las repúblicas presidencialistas, el presidente es las dos cosas al mismo tiempo.
República: su concepto moderno de hoy en día, es aquel gobierno que es una cuestión del pueblo, y, por lo tanto, elegido de manera usualmente de manera democrática, ya sea indirecta (el pueblo gobierna a través de sus representantes) o directa (el pueblo gobierna sin ellos). Puede que una república sea unipartidista, como es el caso de China, donde el partido elige a los candidatos.
República suele ser usada para describir más conceptos, como la igualdad ante la ley y la división de poderes, que en las monarquías no solía suceder.
Una república puede ser parlamentaria, presidencialista o semipresidencialista.
Un sistema presidencialista es el que tenemos. La gente elige a un presidente, que como dije, es el jefe de Estado y Gobierno.
En un sistema semipresidencialista, el jefe de Gobierno (primer ministro) es electo por el parlamento, mientras que el jefe de Estado (presidente) es electo por el pueblo. Existe entonces un gobierno bicéfalo, donde ambos comparten autoridad. Aunque suele suceder en la realidad que una figura subroga su poder a la otra. Gobiernos semipresidencialistas son los de Francia y Rusia por ejemplo.
El sistema parlamentarista tiene un primer ministro, una figura que es electa por el parlamento. El parlamento es un cuerpo legislativo que elige al primer ministro
Monarquía: El jefe de Estado gobierna de manera vitalicia, de manera unipersonal y es designado por un proceso no democrático. Existen distintos tipos de monarquías, no todas son iguales.
Una absoluta es aquella donde el monarca tiene en su persona investida los tres poderes, como es el caso de Arabia Saudita.
En una monarquía constitucional, el monarca solo tiene sus límites configurados por una carta magna o constitución. El monarca puede o no tener investida la figura del poder ejecutivo. En Marruecos el monarca es el jefe del poder ejecutivo, mientras que en casi todas las monarquías europeas no pasa esto, sino que hay una monarquía parlamentaria, donde el primer ministro es el Jefe de Gobierno, y el monarca es el Jefe de Estado.
No necesariamente un monarca es constituido por herencia, sino que, en algunos casos, es electo. El mismo se da en la Ciudad del Vaticano, donde el Papa es un monarca absoluto elegido por un cónclave.
ANEXO: Términos de origen griego adicionales que no requieren mucha mayor explicación.
Adhocracia: Ausencia de jerarquías. Como oposición también a una burocracia.
Androcracia: Gobiernan hombres. Patriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de hombres hacia mujeres.
Anocracia: Gobierno inestable e ineficaz. Un mix entre una democracia y una autocracia.
Aristocracia: Gobierno de los mejores. En la antigüedad los mejores eran los más sabios, ricos y poderosos, pero actualmente solo significa las últimas dos cosas.
Bancocracia: Gobierno de entidades financieras.
Cibercracia: Gobierno a través del uso eficaz de la información.
Cientocracia: Políticas publicas basadas en la ciencia.
Cleptocracia: Gobierno de ladrones.
Criptarquía: Gobierno secreto u oculto.
Critarquía: Gobierno de los jueces.
Demarquía: Gobierno por ciudadanos elegidos aleatoriamente.
Diarquía: Gobierno de dos personas. (Triunvirato seria con tres personas, Tetrarquía cuatro, y mas o menos así en adelante)
Estratocracia: Gobierno donde el ejército y la política es la misma cosa. No es una dictadura militar, sino, por ejemplo, el gobierno británico de Chipre.
Etnocracia: Gobierno por un grupo étnico dominante
Futarquia: Gobierno en la que las decisiones de las autoridades podrían estar sometidas a los mercados de apuestas, que tienen mayor capacidad de agregar información.
Gerontocracia: Gobierno de los ancianos.
Gynecocracia: Gobiernan mujeres. Matriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de mujeres hacia hombres.
Ideocracia: Gobierno erigido en base a una ideología o filosofía que rige todos los aspectos de la vida de la sociedad.
Isocracia: Gobierno de los iguales
Kakocracia/cacocracia: Gobierno de los peores o Gobierno de ladrones. Así es, “caco” es un nombre griego, de un demonio malvado.
Kratocracia: Gobierno de los fuertes
Logocracia: Gobierno de la razón y las leyes.
Meritrocracia: Gobierno de los más hábiles y talentosos.
Monocracia: Gobierno de una persona.
Netocracia: Gobierno de aquellos que tienen su poder basado en sus habilidades tecnológicas y de networking.
Noocracia: Gobierno en vista del desarrollo de la mente humana
Oclocracia: Gobierno demagogo, de la muchedumbre.
Oligarquia: Gobierno de unos pocos que gobiernan para sus intereses.
Panarquismo: propone que todo individuo para unirse o separarse libremente de la jurisdicción de cualquier Gobierno que elijan, sin ser forzados a abandonar el lugar donde viven.
Partitocracia: Gobierno burócrata de partidos políticos.
Plutocracia: Gobierno de los más ricos de una sociedad.
Pornocracia: Gobierno de las prostitutas. Tu vieja
Sofocracia: Gobierno de los sabios o filósofos.
Tecnocracia: Gobierno de los técnicos.
Teocracia: Gobierno erigido por mandato divino.
Timocracia: Gobierno donde solo pueden participar los dueños de terrenos.
Vetocracia: Situación en la que un gobierno no puede progresar porque su oposición no los deja gobernar.
Videocracia: Gobierno a través de las imágenes.
submitted by SubotaiKhan to argentina [link] [comments]


2017.08.09 14:04 RaulMarti COMO SOBREVIVIR A UN INCENDIO

(Carta que mi hijo difundió entre toda la familia)
""Como todos saben la semana pasada hubo un incendio aquí al lado y lamentablemente ayer concurrimos al entierro de Andrés, el niño que fallecio por inhalacion de humo.
Andres tenia 9 años y aunque yo no lo conocía sentí la necesidad personal de estar alli.
Con algunos de uds hemos hablado de este tema y algunos mas que otros saben de los peligros del fuego por algunas experiencias pero me he encontrado en las mismas conversaciones con desconocimiento de que hacer en estas situaciones, lo cual no me sorprende dado la poca importancia que se le da a esto.
Durante el incendio del apartamento de al lado no sonaron alarmas contra incendios.
Esto podria haber prevenido la perdida de la vida de este niño pero la persona que tiro la puerta abajo llego demasiado tarde y no se pudo hacer nada.
Yo mismo me encontre en la situacion mas peligrosa de mi vida y me asuste muchisimo porque crei que no la iba a contar ya que en el momento del siniestro no sabia de que magnitud era el incendio.
Lo unico que me encontre fue una pared de humo negro que se metio para dentro del apartamento de mama cuando abrí la puerta alertado por los ruidos.
Mojé una toalla y la puse al pie de la puerta extendida pero el humo continuo entrando en la vivienda por las rendijas superior y lateral de la puerta al punto de que no podia respirar dentro y tuve que sacar medio cuerpo fuera por la ventana del salon donde tampoco era facil respirar ya que el humo venia tambien de la ventana del piso incendiado.
Como saben tuve que salir con la escalera de los bomberos por la ventana.
El apartamento donde vivia la familia ha quedado calcinado, esta precintado todavia por el juez y hay un fallecido.
Creo que el tipo que tiro la puerta abajo nos salvo la vida a mas de uno aqui porque de no haber sido por él, el fuego se podria haber extendido y la cosa hubiera sido diferente.
Este chico trabaja en Proteccion Civil y es militar lo cual le impulso a realizar el salvataje pero de no ser asi quizas el tambien hubiera sido afectado.
Moraleja, es mejor estar entrenado para estas cosas porque a veces pasan y de ahi que les escriba esto, para que de alguna forma estemos entrenados.
Le he recomendado a papa que ponga alarmas contra incendios en su casa y que cambie la puerta de la cocina con cristal y que ponga una maciza en su lugar para parar un posible fuego. Ya hay dos alarmas instaladas en la casa de mama tambien y les incito a que compren estos dispositivos, cuestan 5 euros en Bauhaus tienda de bricolage.
Espero que disculpen este email, yo se que algunos de uds ya han oido la historia y quizas no quieran pensar en estas cosas pero me parecio necesario, si no lo comentara me pareceria mal.
Aqui les dejo un enlace a un video que explica que hacer en caso de fuego para que lo vean.
Gracias a el entrenamiento que recibi en el Reino Unido en los lugares de trabajo probablemente lo pase menos mal en esta ocasion tan terrible de lo que pudiera haber sido.
Un beso a todos Raul"
PD perdon por los tildes pero sigo teniendo el teclado en ingles
Como sobrevivir a un incendio
https://www.youtube.com/watch?v=D0d5DmVdHCU
Evitando incendios en casa
https://www.youtube.com/watch?v=TKBJob3SU6Y (MAPFRE)
SUGERENCIA: Difundir estas prevenciones entre familiares y amigos recomendándoles hagan lo propio con los suyos.
Formaremos una amplia cadena ya que las autoridades no nos capacitan
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2016.12.22 03:49 migpodemos3c Alepo: La primera victima de la guerra es la verdad

Pocos textos tan lúcidos se pueden leer sobre la guerra de Siria como estos que reproduce Sin Permiso recientemente: http://www.sinpermiso.info/textos/hay-mas-de-una-verdad-que-contar-sobre-alepo Versiones diferentes pero lo que está claro es que lo que se juega en Siria es una guerra por recursos y poderes geopolíticos al precio de las víctimas de siempre.
Alepo: La primera victima de la guerra es la verdad ** Robert Fisk
Los políticos occidentales, los “expertos” y los periodistas se aprestan a reinicializar sus narrativas en los próximos días, ahora que el ejército de Bashar al-Assad’s ya ha recuperado el control del este de Alepo. Descubriremos si los 250.000 civiles “atrapados” en la ciudad de verdad eran tantos. Oiremos mucho más sobre por qué no fueron capaces de salir cuando el gobierno sirio y la fuerza aérea rusa comenzaron su feroz bombardeo de la parte oriental de la ciudad.
Y aprenderemos mucho más sobre los “rebeldes” a los que Occidente –EEUU, Gran Bretaña y nuestros amigos rebanacabezas en el Golfo— han venido dando apoyo. Estos incluyen a al-Qaeda (alias Jabhat al-Nusra, alias Jabhat Fateh al-Sham), la “gente” –como George W. Bush la llamaba– que cometió los crímenes contra la Humanidad en Nueva York, Washington y Pennsylvania el 11 de septiembre. ¿Se acuerdan de la Guerra contra el Terror? ¿Se acuerdan de la “maldad pura” de al-Qaeda? ¿Se acuerdan de todas las advertencias de nuestros amados servicios de inteligencia y seguridad en el Reino Unido sobre cómo podía llevar al-Qaeda el terror a Londres? ¿Se acuerdan?
No cuando los rebeldes, incluida al-Qaeda, defendían bravamente el este de Alepo; entonces, no. Porque se estaba tejiendo para nosotros una potente narrativa sobre heroísmo, democracia y sufrimiento, un cuento de buenos chicos contra malos chicos tan explosivo y falsario como las “armas de destrucción masiva”.
En los tiempos de Saddam Hussein –cuando unos pocos sosteníamos que la invasión ilegal de Irak llevaría a la catástrofe y a un indecible sufrimiento, y que Tony Blair y George Bush nos estaban llevando por el camino de la perdición—, se nos exigía siempre mostrar nuestra repugnancia por Saddam y su régimen. Teníamos que recordar constantemente a nuestros lectores que Saddam era uno de los Tres Pilares del Eje del Mal.
Pues aquí va de nuevo el mantra habitual, que tenemos que repetir ad nauseam para evitar el habitual correo cargado de odio y el oportuno maltrato acosador que se dispensará hoy a quienquiera se atreva a salirse de la endeble y mendaz versión autorizada de la tragedia siria:
Sí, Bashar al-Assad ha destruido brutalmente vastas zonas de sus ciudades en su batalla contra quienes quieren derrocar su régimen. Sí, este régimen tiene un sinnúmero de pecados en su haber: tortura, ejecuciones, cárceles secretas, asesinatos de civiles y –si incluimos a la milicia siria, teóricamente bajo control del régimen— una espeluznante versión de la limpieza étnica. Sí, debemos temer por las vidas de los valientes médicos del este de Alepo y de las personas que han estado bajo sus cuidados. Cualquiera que haya visto el pateo a que fue sometido el joven sacado de la fila de refugiados huyendo de Alepo la pasada semana por parte de los hombres del servicio de inteligencia del régimen debería temer por la suerte de todos aquellos a quienes no se permitió cruzar las líneas gubernamentales. Y se puede recordar que el sombrío informe de la ONU sobre los 82 civiles “masacrados” en sus hogares en las últimas 24 horas.
Pero llegó la hora de contar la otra verdad: que muchos “rebeldes” a quienes ha venido dando su apoyo Occidente –y a los que nuestra prepóstera Primera Ministra Theresa May bendijo indirectamente cuando se postró ante los rebanacabezas del Golfo la semana pasada— se cuentan entre los combatientes más crueles e implacables del Oriente Próximo. Y aun cuando hemos estado lloriqueando por los atrocidades del Estado Islámico durante el asedio de Mosul (un acontecimiento demasiado similar al de Alepo, aunque nadie lo diría leyendo las narrativas habituales), hemos ignorado a propósito el comportamiento de los rebeldes en Alepo.
Hace solo unas semanas, entrevisté a una de las primeras familias musulmanas escapadas del este de Alepo durante un alto el fuego. El padre acababa de recibir la noticia de que su hermano había sido ejecutado por los rebeldes a causa de que él había cruzado la línea de frente con su mujer y su hijo. Condenó a los rebeldes por cerrar las escuelas y colocar armamento cerca de los hospitales. Y no era un badaluque pro-régimen: incluso decía sentir cierta admiración por el buen comportamiento del Estado Islámico (EI) en los primeros días del asedio.
Por esos mismos días, los soldados sirios me confiaban en privado su convicción de que los norteamericanos dejarían que el EI saliera de Mosul para volver a atacar al régimen en Siria. Un general norteamericano llegó incluso a expresar su temor a que los milicianos chiitas iraquíes pudieran impedir al EI escapar hacia Siria a través de la frontera iraquí.
Bueno, pues es lo que pasó. En tres grandes columnas de camiones suicidas y miles de simpatizantes armados, el EI cruzó el desierto para pasar de Mosul en Iraq, y de Raqqa y Deir ez-Zour en la Siria oriental, al asedio, una vez más, de la hermosa ciudad de Palmira.
Resulta sumamente instructivo observar la cobertura periodística de esos dos sucesos paralelos. Casi todos los titulares de hoy hablan de la “caída” de Alepo en manos del ejército sirio, cuando lo natural habría sido hablar de su “reconquista” contra los rebeldes. En cambio, se dice que el EI ha “reconquistado” Palmira, cuando –dado su criminal comportamiento— lo que debería decirse es que la antigua ciudad romana había “caído” una vez más bajo la grotesca dominación del EI.
Las palabras cuentan. Porque estos son los hombres –nuestros “compis”, me figuro, si hay que atenerse a la narrativa yihadista habitual— que, tras la primera ocupación de la ciudad, cortaron la cabeza al académico de 82 años que trató de proteger los tesoros romanos, para volver a colocar luego sus gafas en la cabeza decapitada.
Según admiten ellos mismos, los rusos lanzaron 64 bombardeos aéreos contra los atacantes del EI en las afueras de Palmira. Pero dadas las enormes columnas de polvo levantadas por los convoyes del EI, ¿por qué no llegó a sumarse la fuerza aérea estadounidense al bombardeo de su peor enemigo? Pues no: por alguna razón, los satélites y los drones y los servicios de inteligencia de los EEUU no llegaron a percatarse. Tampoco lo hicieron cuando el EI utilizó idénticos convoyes de camiones suicidas para asediar Palmira la primera vez que ocuparon la ciudad, en mayo de 2015.
No ofrece la menor duda el revés que Palmira representa tanto para el ejército sirio como para los rusos, aunque sea más simbólico que militar. Funcionarios sirios me aseguraron a comienzos de este año que jamás se permitiría que el EI regresara a Palmira. Había una base militar rusa en la ciudad. La fuerza aérea rusa hacía ejercicios de sobrevuelo. Una orquesta rusa había tocado en las mismas ruinas para celebrar la liberación de Palmira.
Y bien, ¿qué ocurrió? Lo más probable es que los militares sirios, simplemente, no dispusieran de hombres bastantes para defender Palmira cuando estaban cerrando el cerco sobre Alepo.
Tenían que recuperar Palmira, y rápido. Pero para Bashar al-Assad el fin del asedio de Alepo significa que el EI, al-Nusra, al-Qaeda y todos los demás grupos salafistas y sus aliados ya no pueden afirmar que disponen de una base, o crear una capital, en la larga línea de grandes ciudades que constituye la espina dorsal de Siria: Damasco, Homs, Hama y Alepo.
Volvamos a Alepo. La habitual y ahora desmayada narrativa periodística precisa de refresco. Estos últimos días ofrecen la prueba. Tras meses de condenar las iniquidades del régimen sirio al tiempo que se echaba niebla sobre la identidad y la brutalidad de sus oponentes en Alepo, las organizaciones de derechos humanos –oliéndose la derrota de los rebeldes— comenzaron hace sólo unos días a difundir críticas que incluían a los defensores del Alepo oriental.
Pongamos el caso del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU. Después de que la semana pasada insistiera en sus habituales –y perfectamente entendibles— temores por la población civil del este de Alepo y su personal médico, así como por los civiles sujetos a represalias gubernamentales y los “centenares de hombres” que podrían haber desaparecido tras cruzar las líneas del frente, la ONU, de repente, comenzó a expresar otros temores.
“Durante las dos últimas semanas, el Frente Fatah al-Sham [es decir, ¡el EI!] y el batallón Abu Amara parecen haber secuestrado y asesinado a un número desconocido de civiles que habían pedido a los grupos armados que se alejaran de sus vecindarios para ahorrar vidas de civiles.”
Y continúa: “También hemos recibido informaciones, según las cuales, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, los grupos armados de oposición dispararon contra civiles que trataban de huir”. Además, se han registrado “ataques indiscriminados” sobre áreas densamente pobladas del oeste de Alepo dominado por el gobierno y del este “rebelde”.
Yo sospecho que oiremos más cosas por el estilo en los días venideros. El mes próximo leeremos también un libro nuevo que pone los pelos de punta, Mercaderes de hombres, de la periodista italiana Loretta Napoleoni, sobre la financiación de la guerra en Siria. Habla de las fuerzas gubernamentales y de las fuerzas rebeldes en términos de secuestradores exprés, pero tiene también palabras durísimas para nuestra profesión periodística.
Escribe, por ejemplo, que “reporteros secuestrados por grupos armados en el este de Siria cayeron víctimas de una síndrome de Hemingway: los corresponsales de guerra que apoyan la insurgencia confían en los rebeldes y ponen sus vidas en sus manos, porque están aliados con ellos”. Pero “la insurgencia no es más que una variante del yihadismo criminal, un fenómeno moderno con una sola lealtad: el dinero” ¿Demasiado dura con nuestra profesión? ¿Somos realmente “aliados” de los rebeldes?
Desde luego, nuestros amos políticos lo son. Y por la misma razón que los rebeldes secuestran a sus víctimas: dinero. De aquí la desgracia del Brexit para May y su corte bufonesca de ministros, que la semana pasada se postraron ante los autócratas suníes que financian a los yihadistas de Siria en la esperanza de ganar millones de libras esterlinas con ventas de armas pos-Brexit al Golfo.
En unas horas, el Parlamento británico debatirá sobre la delicada situación de los médicos, las enfermeras, los niños y civiles heridos de Alepo y otras zonas de Siria. El grotesco comportamiento del Gobierno del Reino Unido ha conseguido que ni los sirios ni los rusos presten la menor atención a nuestros miserables lloriqueos. Y eso, también, debe formar parte de este cuento.
Traducción para www.sinpermiso.info: Miguel de Puñoenrostro
"No siento un total pesimismo. La lucha va más allá del contexto sirio". Entrevista
Yassin al-Haj Saleh
¿El conflicto sirio se encamina hacia un punto de inflexión decisivo? Los eventos de Alepo lo sugieren. En las grandes metrópolis del norte, la rebelión está sufriendo una dolorosa derrota contra el ejército del régimen con la ayuda de múltiples milicias extranjeras y la aviación militar rusa. Presente en Bruselas, el opositor sirio Yassin al-Haj Saleh, ex preso político ahora en el exilio en Turquía, nos da sus impresiones.
-¿Qué le parece la inminente caída de la parte rebelde de Alepo, en las manos del régimen?
La verdad es que la ciudad no caerá exactamente en las manos del régimen, sino entre las milicias de Irán (NdT: chiítas), libanesas, iraquíes, etc. que están presentes sobre el terreno con el apoyo masivo de la aviación rusa. ¡Y el aval del resto del mundo! Ciertamente, países como Francia o los Estados Unidos no están contentos con lo que está sucediendo, pero no mueven un dedo para evitar el desarrollo de los acontecimientos. El régimen fascista del tirano Bashar al-Assad va a continuar en el poder luego de destruir el país y haber aniquilado una generación, con ese medio millón de muertos, millones de desplazados internos o exiliados. La represión sobrepasa todo lo que habíamos experimentado en Siria en la década de 1980.
-¿Cómo juzga usted a la comunidad internacional?
Todo se hizo evidente a finales de agosto de 2013, después del ataque químico contra la periferia rebelde de Damasco, que dejó 1.466 muertes en un solo día. "Ellos" simplemente decidieron quitarle el arma del crimen con el acuerdo entre los EE.UU. y Rusia, que obligó al régimen a entregar a la ONU sus stocks de armas químicas. El régimen comprendió bien la significación del mercado: ¡permiso para matar con cualquier arma! A continuación, comenzó a utilizar masivamente los barriles cargados de TNT lanzándolos desde helicópteros contra la población.
-¿Usted pone a Obama en el primer rango de las críticas?
Nunca tuvo la opción de no intervención. Eligió actuar en nombre de los rebeldes o para estabilizar la situación. Por lo tanto ayudó eficazmente al gobierno. El pretexto es que en la rebelión había extremistas islámicos radicalizados, una primera explicación comprensible. Salvo que vio las cosas como si se limitaran a una elección entre el fascismo, el régimen o los yihadistas, ¡ignorando a todos los demás rebeldes! Nosotros pasamos a ser invisibles. Ciertamente había una radicalización, una militarización, una islamización de la rebelión, un aumento incluso del nihilismo, y también la corrupción de los grupos radicales apoyados por los saudíes; pero el fenómeno del "Estado Islámico", que nada tiene que ver con Siria, fue germinando en Afganistán y ha crecido en Irak.
-¿En su último libro, usted explica que el régimen utiliza el confesionalismo...
Esto no es nuevo para nosotros. El plan busca dividir, asustar, para controlar a la población. El objetivo: que cada comunidad tenga miedo de los demás. ¿Tienes miedo? El régimen les protege! Ese es el mensaje, las manipulaciones confesionales no tienen nada que ver con la fe religiosa en realidad. Desde el comienzo de las protestas y la violencia en la primavera de 2011, el régimen amenazó con la guerra civil. Durante mucho tiempo los sirios tuvieron miedo. Sin embargo, las matanzas sectarias nunca habían existido antes en Siria. Muchas personas en el año 2011, veían con entusiasmo las imágenes de la plaza Tahrir en Egipto, donde grandes multitudes desafiaron el déspota, una fórmula mágica que lograría el resurgir de una protesta pacífica. Pero el 1° de abril de 2011, en la plaza más grande de Damasco, el régimen disparó contra la multitud y hubo 80 muertos y 200 en Homs. Los rebeldes entonces creían que la comunidad internacional volaría a su rescate, que no permitiría la repetición de masacres como la perpetrada por el padre de Bashar, Hafez, en Hama en enero de 1982. La presencia del embajador de los Estados Unidos, Robert Ford, en Hama, durante una gran manifestación a principios de julio había fortalecido esas esperanzas. ¡Ay! que están decepcionados.
-¿Para justificarse, Barack Obama dice que no ha sido capaz de identificar a grupos rebeldes armados "fiables"...
Es una explicación elitista y que no tiene sentido. ¿Si un criminal entra en su casa y amenaza de muerte a sus hijos, se espera hasta encontrar una alternativa atractiva para responder? Queremos luchar con armas eficaces. Sí, los problemas de Siria son importantes, pero el deber del mundo es evitar la muerte de civiles, la nuestra es resolver los problemas entre los sirios.
-El régimen dice que tiene el apoyo de la mayoría de la población...
¡Muy bien! Vamos a pasar por elecciones libres para ver. La población, mientras tanto, recibe la visita de los Soukhoï rusos que lanzan sus bombas.
-¿La caída de Alepo qué presagia como futuro?
Dos sentimientos contradictorios me asaltan. En primer lugar, el hecho de que las esperanzas de la Revolución Siria murieron. Estamos derrotados. Es demasiado tarde, no podemos ganar. Al mismo tiempo, quiero hablar de mi orgullo. Por nuestra lucha, por nuestros muertos, por nuestros torturados por nuestros humillados. Pero no siento un pesimismo total. La lucha va más allá del contexto sirio. Esta es una lucha global por la dignidad y la libertad. Aprendemos de los otros, pero ahora nosotros tenemos mucho que decirles a los demás. Cabe destacar que este conflicto se ha convertido en el paradigma de la guerra contra el terrorismo. Y que esta guerra puede destruir la democracia de ustedes. Vean el éxito de Donald Trump en los Estados Unidos ... Básicamente, es una guerra perfecta para la élite y para controlar mejor a la gente.
-¿Usted sigue siendo un marxista?
(Risas) Digamos que me considero un hombre de izquierda. A pesar del hecho de que las izquierdas en el mundo, se ubican a menudo en el campo de los criminales Bashar Assad y Vladimir Putin. Mis combates son la defensa de la dignidad humana, la justicia social. Es una izquierda que no añora el fuego de la Unión Soviética, sino que más bien se referencia en los valores de los republicanos durante la Guerra Civil española.
*Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa Robert Fisk Corresponsal del diario británico The Independent en Oriente Medio. Yassin al-Haj Saleh escritor y disidente, pasó dieciséis años en las cárceles sirias. Se exilió en octubre de 2013 para escapar del régimen y del “Estado Islámico”. Fue el invitado de la Fundación Europea para la Democracia y de la asociación ActionSyrie. *
submitted by migpodemos3c to podemos [link] [comments]


2016.11.26 08:47 boludo1492 Gran artículo de Carlos Elordi sobre el famoso minuto.

En el reino de la indecencia Como Pablo Iglesias había dicho que Podemos no estaba dispuesto a participar en un homenaje a alguien que estaba involucrada en la corrupción, se impartió la consigna de que el minuto de silencio no era un homenaje, sino un acto de respeto. Y los del PP y sus corifeos siguen diciéndolo como si fuera verdad Carlos Elordi Una vez más la derecha política y mediática española está tratando de que una mentira flagrante se convierta en una verdad oficial. Deprisa y corriendo se han montado una patraña en torno a la muerte, trágica sin duda, de Rita Barberá. Y cada hora que pasa avanzan más por ese camino. Ahora quieren cargarse el pacto anti-corrupción que firmaron con Ciudadanos para llevar a Rajoy a La Moncloa. Menos de un mes después de la investidura. Callándose ante todo eso o, peor, sumándose sin rechistar al minuto de silencio ordenado por el PP, el PSOE confirma su inanidad ante tales desmanes. Para lo único que han salido a la palestra es para denunciar en tonos durísimos que Unidos Podemos no secundara esa iniciativa. Como si eso fuera pecado.
"Nos van a echar la culpa a nosotros", debió de decirle alguien a Rajoy en la temprana mañana del miércoles, nada más saber del fallecimiento de la exalcaldesa. O quién sabe si él mismo lo dedujo solito. Porque sabía que muchos en su partido y en su entorno, y no digamos en Valencia, no le habían perdonado que echara a Rita del PP, que cediera por su propio interés en algo en lo que no debía haber cedido nunca, según los principios que rigen en ese mundo. Y que encima alardeara de ello durante semanas.
Debió pensar que si no hacía algo, y rápido, ese descontento le podía hacer mucho daño. Rajoy y los suyos siempre han tenido mucho miedo a la derecha el partido. Y sobre la marcha se les ocurrió lo del minuto de silencio. Que tenía que hacerse ya mismo, sólo cuatro horas después de que los forenses certificaran el deceso. ¿Por qué no esperar al menos un día, para debatir pausadamente la cuestión con los demás partidos? Porque la cosa se les podía escapar de las manos, porque José María Aznar, Esperanza Aguirre o alguno de los poderosos amigos valencianos de Rita Barberá podían salir a la palestra y dejarles muy mal parados. Había que adelantarse a todos ellos.
Y además los dirigentes del PP debieron pensar que no iban tener que hacer muchos esfuerzos para convencer a la mayoría del Parlamento que se necesitaba para dar ese paso. Que Ciudadanos no se iba a oponer, que el PSOE no estaba para hacer machadas, que los nacionalistas iban a preferir batallar en otros terrenos. Quedaba Unidos Podemos. Debieron de concluir que si estos tragaban, bien. Y que si no, ya les darían toda la caña que fuera precisa. Puede que no imaginaran que el PSOE, con el inefable Patxi López a la cabeza, les iba a hacer parte de ese trabajo.
El sacrilegio que habían cometido los de Pablo Iglesias centró la atención de los medios durante buena parte de la mañana del miércoles. Y muy pronto estuvo claro cuál era la directriz ideológica que había impartido La Moncloa para tratar ese asunto, que se había convertido en el crucial del momento, desplazando cualquier otro apunte, sobre todo a las críticas a Rajoy que se expresaron en los ambientes del PP, entre ellos el de Aznar.
Como Pablo Iglesias había dicho que su partido no había estado dispuesto a participar en un homenaje a alguien que estaba involucrada en la corrupción, se impartió la consigna de que el minuto de silencio no era un homenaje, sino un acto de respeto. Y los del PP y sus corifeos siguen diciéndolo como si fuera verdad. El diccionario de la Real Academia define así el homenaje: "Acto o serie de actos que se celebran en honor de alguien o de algo. Sumisión, veneración, respeto hacia alguien o algo". ¿Podía ser otra cosa un minuto de silencio con el parlamento puesto en pie?
Pero la cosa estaba hecha, había salido bien y se podía tirar hacia delante por el mismo camino. Ahogadas las voces críticas de la derecha, que para eso estaban los medios afines, se dio el paso siguiente. El que venía a decir, más o menos, que Rita Barberá no había hecho nada malo. Que lo del blanqueo de mil euros era una tontería. Que había sido objeto de una cacería por parte de jueces y policías. Que eso hubiera llevado nada más y nada menos que a expulsarla del PP no figuraba en la versión oficial.
Sobre la marcha, Rajoy y los suyos debieron de darse cuenta de que la cosa estaba saliéndoles tan bien que podían conseguir un efecto adicional imprevisto: el de dejar atrás el estigma de la corrupción. Porque quien se atreviera a denunciar que algo de eso estaba pasando corría el riesgo de que le acusaran de haber matado a Rita Barberá o quién sabe a quién más.
Llegó entonces el entierro. Que iba a ser íntimo. Pero al que acudió, adueñándose de la imagen del acto, buena parte de la jefatura del PP . Y acompañados, con la aquiescencia o no de esta, era igual, nada más y nada menos que por Ana Mato, José Manuel Soria y Juan Cotino, uno de los cerebros grises del PP valenciano. Tres personajes que también se habían resistido a que los echaran y que ahora se reivindicaban sin que nadie protestara.
Y el viernes el portavoz parlamentario Rafael Hernando salió diciendo que había que "darle una vuelta" al pacto anticorrupción con Ciudadanos. Horas después el ministro portavoz Méndez de Vigo dijo lo mismo. Que no podía destituirse a quien únicamente estuviera imputado. Justamente lo que habían aceptado hace menos de un mes.
La crónica de la mentira concluye ahí. Provisionalmente, desde luego. Puede que el PP de nuevos pasos o se conforme con lo conseguido. Que no es poco. Haber convertido en víctima y en heroína a la máxima dirigente política de la que, con Madrid y Barcelona, es una de las capitales españolas de la corrupción es un éxito notable. Las causas contra la corrupción del PP han sufrido un golpe psicológico importante. Habrá que ver cómo reaccionan tras eso los jueces implicados y el poder judicial.
¿Se equivocó Unidos Podemos al no sumarse a una patraña tan mal intencionada? No. Alguien tenía que hacerlo. Se puede debatir si la línea adoptada por Pablo Iglesias, la de la búsqueda de un perfil realmente alternativo, que, entre otras cosas, no se ande con contemplaciones hacia lo políticamente correcto, es bueno o malo para su futuro. Parece que de eso se ocupará el "Vistalegre 2". Pero para tomar posición ante lo del minuto de silencio habría también que preguntarse qué piensa la gente que apoya a Unidos Podemos de esa decisión. 25/11/2016 - 20:49h eldiario.es
submitted by boludo1492 to podemos [link] [comments]


2016.11.11 11:06 anarxy_XXX Cuando usan la palabra "populismo" y termina valiendo hasta para hacer calceta...

Populismos y mascotas, amos , sumisos e insumisos y falacias
Si hay una palabra fuera de onda en el siglo XXI es la palabra Populismo, tan poco sentido tiene que han tenido que reinventarse la palabra muchas veces a lo largo de la historia y darles explicaciones y definiciones para poder encajarlas en este siglo, porque no hay un sentido ciudadano de la palabra académico, si no que se usan como adjetivo en un contexto a menudo peyorativo y que muy poca gente lo usa con el concepto asociado al significado que se acuñó en el siglo XIX. Populismo como la rebelión contra el amo en el sentido politico,
Amos y lacayos, burgueses y obreros , Señoritos y esclavos
Pueden retorcer la palabra hasta la saciedad y hasta incluso bondadosamente hacer definiciones para darles explicaciones políticas, pero en el fondo es una forma de resumir el Fuente ovejuna de Lope de vega o como en el mundo apareció por la misma época donde quieren retratar la palabra “ populista” como fue la abolición de la esclavitud en USA, o en chile o en el reino unido, porque aunque cambia las palabras para referirte a un momento de la historia y darle un sentido diferente que pueden tener sentido en el académico con una riqueza del conocimiento profundo de la historia y sociedad, pero para la gente corriente lo entienda no es más que la eterna lucha desde la épocas más remotas de entender que siempre ha sido solo una cosa el Amo y el sometido.
Amos y sumisos . El obrero y el señorito
Lo usen para denominar un momento historico donde el poder por linajes y sangre determinaban su posición social y en una determinada clase sin posibilidad de salir de ella, como fue en el medievo, y luego pasara llamarse de otra forma a los “linajes” y llamando burgueses a los amos, para entender el concepto de “amos y sumisos” y encajarlo en el linaje de familias de empresarios y clases elitistas para lavarle la cara al concepto simple que nunca dejo de ser eso “amos y sumisos” pese a los cambios sociopoliticos, pero que cuando alguien analiza la sociedad y en un modo profundo tiene que buscarles otro encaje y de pronto el sometido, o el oprimido, se llama obrero, por decir que el esclavo es menos esclavo porque recibe un salario y tiene unos derechos, pero claro si analizamos el último siglo veremos que todo es la pantomima de hacer creer que el sumiso no existe desde que existen los sindicatos Y ya como retorcimiento más absoluto llamar clase media a los que es de toda la vida la corte que se pone del lado del señor que llega sin títulos pero traga, la corte políticamente correcta que encaja en el “castillo”. Pues si, esa rebelión de los sumisos ha existido y va a existir siempre y lo que hace evolucionar la palabra es la conquista de derechos de los sometidos, porque cada vez que un sumiso conquista un derecho social, menos Amo es el Señor, y menos poder tiene
Realmente la palabra populista viene del Factio popularium que es la asamblea del pueblo como fórmula para restarle poder a la aristocracia romana y hacer partícipe al pueblo llano en la vida política mediante propuestas asamblearias y hacer la vida de la gente más digna, y acorde hacia un sistema de “respeto igualitario”
Otra cosa es que siempre haya gente que busque el poder y use al pueblo y sus debilidades, que es lo que puede terminar haciendo cualquier política si no hay medios de control y separación de poderes. La corrupción mismo en la historia ha hecho más daño que cualquier bomba y es la que ha derrumbado cualquier ideología viniera de donde viniera, incluido el abuso de poder o el personalismo mismo.
EL PUEBLO LLANO NO USA LA PALABRA POPULISMO CON EL SENTIDO POLÍTICO. y termina valiendo...hasta para hacer calceta
ojala la gente corriente usara la palabra con el sentido político, pero por desgracia la gente usa las palabras como le sale del pie, y lo usan como un concepto de : un político que dice una cosa que el pueblo quiere oír y que tiene otra intención o que miente o hace lo contrario..
Y esto ocurre porque quien no lo sabe lo busca en el diccionario sin más lío y el que sabe un poco más se ha quedado en la ESO y entiende que populismo es de izquierdas, es comunismo y si es comunismo es dictadura del proletariado…y lo repite hasta el infinito porque en sus libros lo ponía como ejemplos de dictadura y como mucho lo asocia a eso…pero no…el grueso social lo usa como el político que dice una cosa para que el pueblo aplauda y luego hace otra.Y ya como guinda del pastel, terminan diciendo:
que hay fascismos de izquierdas y populismos de derechas, y claro ya la hemos liado porque al final se dicen cosas como que hay “populistas comunistas fascistas de izquierdoderechasY fascistas de izquierdas y comunistas de derechas porque son populistas…en fin falacias…
Y no voy a gastar una letra con el pp, psoe o ciudadanos, cuando en internet, en la tele y en todas partes han dejado bonitas hemerotecas donde en campaña dicen una cosa y luego hacen lo contrario…y luego acusan a otros de “populismo” Y no puedo evitar ver una escena infantil donde el gamberrete que ha hecho una trastada termina diciendo que “ no ha sido él” que la culpa es de los otros. Si copia el examen del vecino al final al que le han copiado si el niño de marras echa la culpa al otro, y el otro se queja termina siendo culpable el otro.
Una escena pueril que vemos en la política de forma muy cotidiana, pero que encima cuenta con los medios y ¿ como no? también hay populismos en los medios, la cabra que tira para el monte, o que bien protege su puesto y sigue la onda para dar gusto al amo diré jefe, (porque luego se ofenden) y dice y escribe lo que el Jefe (amo) quiere oír, y a veces porque meramente los medios son sesgados y coinciden con la ideología a fin del gobierno…da igual la razón los medios por regla general son de todo menos imparciales, y si sigo en este baile de roles, termino desprendiendo que hasta hay populismo en la gente cotidiana, porque es mejor ser el “buen ciudadano” políticamente correcto, no vaya a ser que salga a comprar el pan y la vecina sepa que tiene deudas hasta el corbejón, o si es más joven que no tiene ni para una cerveza o unos zapatos en un mundo competitivo que mira con el ojo del gran hermano, o tal vez queda mucho más popular tener muchos likes y RT, y decir lo que tus amigos de red quieren que oír, y no vaya a ser que digas algo que no guste…Así terminamos diciendo que la vida es populismo , ¿ o ser popular? que lío!
Claro, esta palabra que para unos significa una cosa y para otros otra, es un arma arrojadiza que vale lo mismo que para hacer calceta que para un cocido, cuando las cosas son simples, siempre existirá la rebelión de los sumisos contra los amos, de los abajo de contra los de arriba , pero no por cuestión de clases si no porque hoy en día hay unos valores universales como son los derechos humanos sin más que cambian todo y que si se cumplieran restarían todo el poder igualando el panorama social. Lo que me deja muy pensativa, aunque tampoco me sorprende es el fenómeno del “ buen sumiso” que le gusta ese rol, aunque en honor a la verdad, siempre que veo dar palmas incluso en las novelas al lacayo, sumiso o servil es porque saca algo y se conforma y es feliz si el amo le da una palmadita y le tira unas chuches… claro, lógico es lo que tiene ser “mascota de…”
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


2016.11.08 13:06 EDUARDOMOLINA ENTREVISTA / Mervyn King, ex gobernador del Banco de Inglaterra: "España debería abrir un debate sobre su pertenencia a la zona euro". "No tiene ningún sentido imponer altos niveles de austeridad a países cuyo único resultado es una alta tasa de desempleo y una contracción de la demanda"

Hernán Garcés
http://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/Espana-deberia-debatir-pertenencia-euro_6_576102417.html
"El Banco de España es una institución singular: la cúpula yerra y sus inspectores aciertan. Para muestra, un botón: los inspectores avisaron al Gobierno en 2006 de la crisis que se avecinaba, alertaron años después de que la salida de Bankia supondría "nacionalizar pérdidas" y ahora denuncian "la pasividad y la autocomplacencia" de los actuales responsables de la institución. Otros vientos corren al otro lado del canal de la Mancha. El Banco de Inglaterra es una de las joyas de la corona del Reino Unido, respetado por su independencia y solidez intelectual. Si la institución mantiene su flamante prestigio después de la crisis es, en parte, gracias a un eminente profesor de economía (Harvard, MIT, LSE...), Mervyn King, que entró en la institución como economista jefe en 1991 y fue gobernador durante una década, de 2003 a 2013.
Ahora llega a las librerías El fin de la alquimia (Deusto), que ha sido celebrado por los economistas y la prensa internacional como uno de los mejores libros sobre la crisis. Cerca de cumplir los 70 años, Lord King despliega su erudición para transmitir al lector profano en economía los mecanismos de la sociedad capitalista y una completa historia de la moneda y la banca. Con la autoridad de haber sido uno de los principales protagonistas de la crisis de 2008, denuncia que el presente marco intelectual está obsoleto y que si no se hacen cambios profundos, otra crisis llegará que "colapsará nuestro sistema económico y financiero o tomará la forma de un conflicto político o incluso militar". La entrevista tiene lugar a mediados de octubre en la Facultad de Derecho de la New York University (NYU), donde King es actualmente profesor.
En su libro usted afirma que culpar a los individuos de la crisis es contraproducente. ¿Por qué?
Como explico en el libro, las personas, por naturaleza, tienden a buscar a alguien a quien culpar y castigar. ¿Pero qué ocurre si la causa del problema no sólo es de los individuos, sino del sistema? Pues que otra crisis podría volver a ocurrir. Lo hemos visto durante largos períodos de tiempo en forma de crisis bancarias; llegan a intervalos impredecibles, pero siguen llegando. Son muy difíciles de lidiar, y es la gente sencilla y trabajadora la que paga el precio, la que soporta su costo. Por ello, pienso que lo más importante que los economistas pueden hacer es intentar explicar a una audiencia mucho más amplia por qué algunas de las actuales ideas económicas nos han llevado a este desastre, y qué tenemos que hacer para cambiarlas.
Usted usted cita a Hegel ("Lo que la experiencia y la historia nos enseñan es que la gente y los gobiernos nunca han aprendido nada de la historia, o no han actuado sobre los principios que se deducen de ella"). ¿Cuándo piensa usted que la gente y los gobiernos van a aprender las lecciones de la crisis?
Me temo que hará falta otra crisis antes de que la gente realmente pueda decir que debemos hacer algo. Y pienso que la crisis de 2008 fue enorme, tanto por sus consecuencias absolutas sobre nuestras economías como por ser una crisis global que afectó a la totalidad de los países industrializados. Otra crisis del mismo tipo demostraría a la gente que hay algo esencialmente erróneo que debe ser corregido. No estoy seguro de que la gente haya aprendido, aún hoy, las lecciones de la última crisis.
Usted tiene la reputación de ser un hombre muy prudente. Sin embargo, escribió que "la siguiente crisis o colapsará nuestro sistema económico y financiero o tomará la forma de un conflicto político o incluso militar".
Pienso que sí, y lo que los políticos hacen es sólo tratar de seguir adelante, carecen de ideas. Como no han cambiado el enfoque básico, tampoco tienen respuestas. Es posible que seamos capaces de salir del paso por un largo tiempo, pero salir del paso no va a resolver el problema de volver al camino de crecimiento en el que estábamos. Después de la Gran Depresión de la década de 1930, cabía preguntarse hacia dónde iba la economía de EEUU. En realidad, veinte años después estábamos en la misma senda de crecimiento: el empleo perdido se había recuperado por completo. Estamos muy lejos de eso ahora. Podemos recuperarlo, pero solo haciendo cambios significativos en la economía mundial, tanto reequilibrando nuestras economías como reconstruyendo la forma en que regulamos las finanzas, y no veo que progresemos mucho ni en lo uno ni en lo otro.
Según el presidente del Gobierno de España, "los españoles han hecho un trabajo extraordinario en los últimos años para superar las dificultades económicas extrema y han tenido una historia de éxito que es reconocido y admirado más allá de nuestras fronteras". ¿Cuál es su evaluación de la economía española?
Obviamente ha habido algunos progresos, pero no los suficientes para que España pueda volver al pleno empleo sin tener una cuenta corriente deficitaria. Si España quisiera volver al pleno empleo pienso que sería difícil lograrlo sin tener que endeudarse de nuevo en el extranjero. Y la pregunta es, ¿ por qué alguien estaría dispuesto a prestarle a España cuando volver al pleno empleo significa tener un déficit por cuenta corriente?
Como hemos visto entre 2012 y 2015, el endeudamiento externo es posible, pero sólo funciona porque el resto del mundo piensa que cualquier préstamo a España está garantizado, esencialmente, por Alemania y otros países del Norte. Eso es algo que ellos niegan oficialmente, pero en términos prácticos la Unión Europea se las ha ido arreglando en el Sur para eliminar el déficit comercial y de cuenta corriente mediante tasas de desempleo suficientemente altas. Y España, por supuesto, aún está lejos de volver al pleno empleo.
¿En su opinión, es la austeridad un obstáculo para volver al pleno empleo?
En mi opinión, hay dos aspectos diferentes en la austeridad. Uno, que un gobierno necesita tener un programa creíble para gestionar las finanzas públicas. No puede seguir teniendo permanentemente un gran déficit presupuestario. El criterio tradicional del FMI era decir: dejemos que baje el tipo de cambio, eso hará crecer las exportaciones y te permitirá disminuir lentamente el déficit presupuestario con el tiempo, la demanda externa sostendrá a la economía y mantendrá el pleno empleo. Pero cuando pierdes la capacidad de bajar el tipo de cambio para generar mayor demanda de tus exportaciones, el único impacto que tiene la austeridad fiscal es crear más desempleo.
El verdadero problema aquí es que cuando los países del Norte de Europa se unieron a la zona euro se les dijo, y así lo dice el Tratado, que cada país se responsabilizaría de su propia deuda nacional. Después de 2010 todo eso se tiró por la ventana. En propiedad, la propuesta del Banco Central Europeo (BCE) de llevar a cabo Operaciones Monetarias de Compraventa (OMT) consistió en prometer que si un país encuentra que el tipo de interés que tiene que pagar para recibir préstamos es demasiado alto, entonces el BCE le comprará sus bonos. Eso es una transferencia de los países del Norte a los países del Sur. El BCE dijo que haría esas compras, pero en realidad nunca hicieron ninguna.
Si esas transacciones fuesen de nuevo necesarias, serían muy controvertidas, porque los economistas alemanes dicen: "Oye, mira: esta no es la unión monetaria que nosotros aceptamos firmar; nosotros firmamos una unión monetaria que no tenía una cláusula de rescate, sino sólo un Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Entonces, ¿por qué tenemos para eso que pagar por la expansión fiscal de España, Grecia, o Portugal?". Puedes entender su punto de vista. Pero, por supuesto, si vas a los países del Sur también es verdad que no tiene ningún sentido imponer altos niveles de austeridad a países cuyo único resultado una alta tasa de desempleo y contracción de la demanda.
Lo que está faltando es la capacidad de permitir modificar la tasa de cambio. Es ingenua la idea de que tú puedes sustituir la flexibilidad del tipo de cambio presionando a la baja los salarios y precios. Puedes intentarlo, pero cada vez que hemos visto eso en la historia ha demostrado ser extraordinariamente difícil y muy doloroso. La cuestión es, ¿resulta razonable hacer sufrir a España tanto dolor para hacer frente a esta situación?
¿Y cuál es su respuesta?
La preocupación que la Unión Europea debería tener es, en mi opinión, que ahora estamos embarcados en un rumbo donde tanto los países del Norte como los del Sur de alguna manera se sienten abandonados por la forma en que el euro se ha desarrollado. España, Italia, Grecia, Portugal –y hasta cierto punto incluso Francia– han estado sufriendo por estar encerrados en un sistema de tipo de cambio fijo mucho antes de que hayan convergido plenamente en un Estado donde el pueblo estuviera dispuesta a aceptarlo.
En cualquiera otra parte del mundo donde se ha dado una unión monetaria exitosa siempre ha ido acompañada de una unión fiscal y política. Hoy esto implicaría tener un único ministro de Finanzas para la zona euro, lo que significa que los impuestos y el gasto de España sería decidido por un ministro de Finanzas en Bruselas, en Berlín o donde fuera, pero no por el ministro de Hacienda español.
Bueno, si la gente en España vota por eso, la unión fiscal podría funcionar, pero no ha votado por eso ni se le ha dicho que ese es el plan, y no veo ninguna señal en algún país europeo de que quiera sacrificar su soberanía de esa forma, entregarla a un órgano central que no ha sido elegido y que no es representativo. Pienso que, en muchos sentidos, fue una irresponsabilidad empezar una unión monetaria antes de haber creado ese grado de unión política. No puedes forzar a la gente a una unión política a toda velocidad sólo porque hay una crisis. Aquella puede evolucionar orgánicamente a lo largo de cincuenta años, o de cien, no tenemos ni idea. Pero fue una locura poner primero la unión monetaria y después creer que una crisis crearía la unión política, porque lo que ha ocurrido es lo contrario.
¿Cuál es la perspectiva desde Alemania?
Cuando Alemania decidió abandonar el marco, el pueblo alemán hizo un sacrificio extraordinario. El marco era el símbolo de una Alemania democrática y exitosa después de la guerra. Mucha gente en el mundo admiraba el éxito y la estabilidad del marco, pero lo abandonaron con la esperanza de que de ese modo vincularían Alemania a Europa, demostrarían que Alemania ya no era un país del que se debía tener miedo.
¿Cuál ha sido el resultado?
Alemania es más poderosa política y económicamente hoy que en 1999 gracias al euro, y hay más sentimiento antialemán en Europa que en cualquier otro momento desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Esto es muy injusto para Alemania, pero se puede entender por qué la gente piensa así. No es Alemania quien está creando el problema, es la unión monetaria. Más que antialemán, la gente debería oponerse más a la unión monetaria.
En El mundo de ayer, de Stefan Zweig, se puede leer que " para el pueblo alemán el orden ha sido siempre más importante que la libertad y la justicia. El propio Goethe dijo que preferiría una injusticia a un desorden". ¿Alemania se enfrenta a un problema de orden?
Yo lo veo de otra manera. Los intereses de Alemania hoy son muy diferentes de los intereses de España, Portugal y Grecia. Sin embargo, los políticos siguen pretendiendo que sus intereses son comunes. Ellos dicen que tienen visiones diferentes sobre cómo tiene que funcionar la unión monetaria, pero eso refleja un conflicto fundamental de intereses. Ahí es donde estamos ahora. Muchas economías del Sur de Europa, sencillamente, no son competitivas con la tasa de cambio actual, y Alemania es súper competitiva. Esto significa que Alemania tiene aún un superávit por cuenta corriente enorme, que es insostenible, y que los países del Sur tendrían un abultado déficit por cuenta corriente si consiguiesen volver al pleno empleo.
La única manera de resolver esto es reconocer que el tipo de cambio debe cambiar. Sin embargo, el problema con la unión monetaria es que al no hacerlo así están creando un conflicto entre Alemania y otros países. No es que Alemania haya provocado un conflicto o quiera tenerlo, sino que están atrapados en un sistema que lo hace inevitable: esa es la razón por la cual asistimos a un diálogo de sordos. Y ahora tenemos una situación en la que la gente que está a cargo de las instituciones europeas tampoco reconoce la realidad y piensa que la respuesta es tener un único ministro de finanzas en Europa.
Muchos políticos de la Unión Europea piensan que es la solución.
Pero eso es demasiado absurdo. Es un poco como decir que la unión monetaria está causando muchos problemas, pero sabemos la solución: asumamos que Europa es un país y el problema está resuelto. Pero no lo está. Es increíble que los políticos puedan actuar en base a una premisa tan falaz. Lo extraordinario es que nunca ha habido un tiempo en nuestra historia en el que la gente en Europa pase más tiempo viajando a los demás países, estudiando y viviendo en los diferentes países que forman Europa, casándose los unos con los otros. La gente en Europa se lleva estupendamente bien, hay mucha menos tensión. Los ingleses, por ejemplo, adoran ir a otros países. Toda la cultura del Reino Unido en los últimos 60 años se ha transformado por la posibilidad de viajar a Europa. Esto no era así hace 60 o 70 años... bebían cerveza, no tenían las mismas opciones de restaurantes... Hemos visto las pinturas y la cultura de otros países de Europa; eso es algo que a todo el mundo le encanta. No hay una tendencia nacionalista contra los países.
La gente realmente quiere llevarse bien, agradarse unos a otros, intercambiar todo tipo de experiencias, pero los políticos han decidido hacer esto más difícil imponiendo a los pueblos de Europa un calendario de integración política, lo que es completamente antinatural, y una unión monetaria que está desintegrando la economía de Europa. Es una tragedia en muchos sentidos, porque los pueblos de Europa quieren llevarse muy bien y tener relaciones pacíficas, tener más comercio y quizás disfrutar de una mayor integración con el paso de los años, quién sabe.
Es extraordinario que la integración política haya sido impuesta en Europa independientemente de lo que la gente ha dicho en sus propios países. La razón por la que a los británicos les gusta ir a España es porque es diferente del Reino Unido. La idea de que no podemos ser buenos amigos unos de otros a menos que pretendamos que somos todos ciudadanos de un Estado artificial llamado Europa es bastante absurda. Eso es un falseamiento de la historia. Es realmente trágico que esta tentativa de imponer integración política y una sola unión monetaria esté siendo impuesta en un marco temporal que ha causado tanto daño a la creación de una Europa estable y pacifica.
¿Cree usted que España debería abrir un debate acerca de su pertenencia a la zona euro?
Debería haber un debate, porque creo que es uno de los mayores obstáculos para el progreso económico en Europa, y dado que Europa es el bloque monetario dominante en el mundo, incluso más grande que el bloque del dólar, en realidad es muy importante que la gente piense con cuidado acerca de lo que está logrando y si es positivo. Tratar de suprimir el debate no va a funcionar, la gente quiere hablar de ello. No se puede simplemente dejarlo en los extremos, debería ser el principal centro de discusión y debate. Cómo hacerlo es difícil. Puedo entender que el Gobierno pueda tener dificultades debido a que son miembros de un sistema al que sienten que quieren apoyar.
Pero creo que lo que deberían hacer es intentar abrir un debate a través de toda la zona euro; es decir, cómo diablos vamos a salir del lío en el que nos encontramos, no huir hacia delante a ciegas, afirmando simplemente que casi hemos llegado. Hemos tenido problemas con los mercados financieros en 2010. La idea de que hemos resuelto estos problemas creo que es totalmente falsa.
En un artículo reciente en el 'New York Review of Books', usted criticaba el trabajo de cierto tipo de prensa en el debate sobre el Brexit. En los periódicos españoles de papel es casi un tabú hablar de si España debe salir de la zona euro; es todo lo contrario en la prensa financiera inglesa. ¿En su opinión, qué papel debería jugar la prensa en el debate económico?
Una de las lecciones de nuestra experiencia en el referéndum sobre el Brexit ha sido que la única organización que realmente intentó hacer una presentación objetiva y equilibrada de los temas fue la BBC. Es interesante que fuera mucho más criticada por la gente partidaria del remain [permanecer en la UE] porque fue equilibrada. El lado del remain dijo que el otro era obviamente idiota y que no se le debía dar ningún tiempo de antena. En realidad, la BBC hizo un muy buen trabajo en circunstancias difíciles, así que creo que las emisoras del sector público tienen una gran responsabilidad para asegurar que hay un debate y presentar las diferentes partes de la discusión. Realmente es una posición extraordinaria decir que no debes dar a la otra parte ningún tiempo en la televisión o la radio porque escuchar sus argumentos podría confundir al común de la gente.
En nuestros tribunales tenemos un sistema de jurado en el que doce hombres y mujeres buenos son escogidos para estar en un jurado, no porque sean expertos en la cuestión enjuiciada sino porque a menudo son más hábiles para juzgar el carácter y decidir si alguien está mintiendo o no. Así es como nosotros organizamos la elección de nuestros líderes políticos. El electorado a menudo es lo bastante bueno como para reconocer a alguien que está intentando sinceramente hacer lo mejor posible frente a quien está tratando de engañarlo. Y esa es la gran esperanza, la salvación de la democracia. Pero requiere que la gente tenga la oportunidad de escuchar los argumentos. Me deprimió bastante nuestra campaña del referéndum en Gran Bretaña porque ambos lados se rebajaron a la propaganda. Lo interesante fue que la mayoría de la gente corriente se dio cuenta de ello.
En su libro usted ofrece un nuevo enfoque de la crisis financiera. ¿Podría explicarlo?
Es muy interesante encontrarse en Estados Unidos porque en este país hay una gran tendencia a percibir al resto del mundo como una extensión de EE UU. Piensan que todos los problemas empezaron en EE UU, que la crisis financiera iniciada en su mercado de hipotecas de baja calidad se propagó a todo el sistema bancario estadounidenses y que eso dañó a la economía de EE UU y luego a la economía mundial. Yo siempre sigo el razonamiento inverso y digo que el problema empezó en realidad en la economía mundial, que hizo caer los tipos de interés a largo plazo y los bancos centrales de Occidente respondieron a eso recortando a su vez sus tipos de interés, lo que llevó a que el precio de todos los activos fuera hacia arriba, como el de las viviendas, por lo que la gente tuvo que endeudarse más para comprar los activos o financiarlos. El sistema bancario hizo lo que se suponía que tenía que hacer: satisfacer la demanda de créditos proporcionando más préstamo. Entonces el sistema bancario se hizo muy grande, y en vez de aumentar su capital se financió con créditos, lo que fragilizó el sistema bancario y bastó una simple chispa en un mercado, el de las hipotecas de baja calidad, para que la gente se diera cuenta de hasta qué punto era riesgoso y vulnerable el sistema bancario. Y entonces todo empezó a derrumbarse.
La razón por la que pienso que esto es importante es que si adoptas el criterio tradicional de que de alguna manera todo empezó en el mercado de la vivienda, entonces piensas que una regulación minuciosa de esa sola parte del sector financiero evitará una futura crisis y que eso hará muy fácil volver a la normalidad. Aún hoy algunos bancos centrales alrededor del mundo siguen pensando que mantener los tipos de interés bajos durante un tiempo más solucionará nuestros problemas. Sin embargo, si te vas al comienzo de todo esto lo que está muy claro es que ninguna economía puede salir de esto por sí sola. Incluso China, que sabe que tiene que tiene que pasar de producir para exportar a producir para satisfacer sus propias demandas internas, ha fracasado en hacer ese cambio en los recursos; de hecho, no tiene ante sí ningún incentivo evidente para efectuar tal cambio si al mismo tiempo el resto del mundo no reequilibra también sus economías.
Lo que tenemos delante es a países que se endeudaron, incluso países como España, que deprimieron la demanda y tienen un alto desempleo, que no están volviendo en absoluto a la normalidad, y bancos centrales que acaban reduciendo los tipos de interés. No es sólo que necesitan mantener bajo los tipos de interés, sino que tienen que continuar reduciéndolos. Y es por esta escalera mecánica hacia abajo que caminan las tasas de interés sin que nadie pueda bajarse. Considero que el problema ahora es muy serio. Solo un intento realmente substancial de cooperación entre los países puede sacarnos de ahí. Uno de los grandes obstáculos es, a mi juicio, el euro."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.10.18 21:12 Kimota1 Entrevista a David Ortiz (Oct-2016)

Hace unos días, le pregunté a David Ortiz si accedería a que le hiciera una pequeña entrevista para este reddit en español dedicado a GW2. Como podréis ver a continuación, me dijo que sí, y además sin ningún problema.
Por si alguien no lo sabe, D.O. fue Guild Wars 2 EU Comms Lead para NCSOFT UK.
Como ya comprenderéis, he evitado –a propósito- cualquier pregunta comprometida sobre su anterior trabajo en Arenanet o que pudiera entrar en conflicto con las cláusulas de confidencialidad que casi seguro que ha debido firmar.
David, ¿cómo son esas cláusulas de confidencialidad, estrictas, flexibles, como las de cualquier empresa? En general diría que bastante estándar como lo que se puede ver en cualquier otra empresa del sector. Evitan que la gente que sale pueda comentar cosas de los proyectos en los que se estén trabajando, etc. También hay muchas empresas que meten restricciones para que no te puedas ir a la competencia nada más salir. Es bastante normal y las de Arenanet son muy razonables, comprensivas con el trabajador y no son de las más duras que he visto.
Sabiendo que tu salida de Arenanet fue de común acuerdo y voluntaria... ¿cómo recuerdas esos días de despedida de la gente, del equipo? Tuve un mes para despedirme de la gente y dejarlo todo lo mejor posible antes de mi salida. Esas últimas cuatro semanas estuve bastante ocupado comunicándome con gente del equipo, pasando algunas tareas, documentando procesos, etc. También me dio tiempo a despedirme de todo el mundo con el que había trabajado y poder decirle adiós a la comunidad con algo de tiempo. Fue un mes que se me pasó bastante rápido porque estuve muy ocupado, pero también fue muy sentimental porque decía adiós a una etapa muy feliz de mi vida.
¿Alguna muestra de cariño en tu despedida que te sorprendiera y que no se hiciera pública en las redes? El equipo me hizo un regalo de despedida que incluía un collage de fotos en un cuadro. Si me seguís en redes sociales sabréis que no suelo aparecer mucho en fotos así que les fue complicado montarlo. Fue un gesto bonito y que me hizo mucha ilusión. Aparte de eso también me hicieron varios regalos de broma para llevármelos a mi nuevo trabajo y un libro de arte del juego firmado por todos mis compañeros.
¿Te resultó complicado –a nivel personal- abandonar Arenanet? Tomar una decisión de cambio siempre es algo complicada, más cuando estás trabajando en algo que te gusta, llevas un cierto tiempo y estás gestionando proyectos que funcionan. Dicho esto, la posibilidad de cambio era bastante interesante y ya llevaba casi cinco años trabajando en ArenaNet, por lo que me apetecía probar algo nuevo.
Trabajando para Arenanet, te hubiera gustado conseguir y no pudiste... A nivel de comunidad, me hubiera gustado poder lanzar un servidor hispanohablante en la región de Norteamérica. A nivel personal me hubiera gustado seguir creciendo más en mi carrera dentro de la empresa, pero es complicado sin querer mudarse a Estados Unidos.
¿Y de qué logros te sientes más orgulloso? Me siento orgulloso de haber dado una voz a la comunidad española dentro de la empresa y conseguir que se la trate igual que al resto de comunidades de mayor tamaño. También del programa de colaboradores, que empecé a montar desde cero hace más de 3 años y que se ha convertido en un programa muy sólido y un buen ejemplo de lo que el departamento de comunidad puede aportar a una empresa.
¿Como coordinador de toda la comunidad europea, ¿qué tareas crees que fueron las más interesantes para ti? Trabajar con mi equipo europeo y gestionar aspectos específicos de la comunicación para cada una de las comunidades o identificar problemas locales y solucionarlos. También me gustó mucho poder hacer eventos locales en España y como he dicho antes poder trabajar con nuestros colaboradores y creadores de contenido.
¿Y las más complicadas y que nunca se llegaron a ver? Como jefe se suele hacer mucho trabajo de supervisión del equipo y de comunicación interna. Esto no se suele ver y es esencial para que todo funcione como un reloj. Conseguir sacar proyectos hacia adelante también requiere tiempo y no se suele ver mucho, pero son cosas que dependen de un jefe de departamento.
¿Cómo has visto a la comunidad europea de jugadores desde tu experiencia? La comunidad europea es una comunidad muy fuerte y vocal, muy volcada en el juego y siempre muy agradecida con el equipo en general. Siempre que hemos hecho eventos a nivel europeo lo hemos pasado genial y he recibido muchísimas muestras de cariño por parte de todos.
¿Y a la comunidad hispanohablante? He tenido la suerte de conoceros a muchos de vosotros a través de reuniones, quedadas y eventos de todo tipo y siempre habéis sido muy respetuosos, cosa que siempre he agradecido. Siempre he recibido muestras de aprecio de parte de los jugadores y no he tenido ningún problema con la comunidad en todo el tiempo que he estado trabajando, primero como CM y luego como jefe de comunidad y de comunicación.
Ahora que no estás en Arenanet, ¿crees que la comunidad hispana seguirá siendo tenida en cuenta? Estoy seguro. Una de las tareas que he desarrollado en los últimos cuatro años es la de establecer la importancia de las comunidades no inglesas dentro de la compañía. Creo que es algo que se valora mucho internamente y que seguirá siendo importante en el futuro. Pero es algo que he querido dejar muy claro a la empresa antes de irme, la importancia de la comunidad hispana, y en todo momento han estado de acuerdo conmigo.
¿Cómo ves la salud de Guild Wars desde tu óptica? El juego lleva casi 5 años en el mercado y sigue lanzando contenido de forma regular. No hay ningún otro juego así en el mercado y la comunidad sigue al pie del cañón. Creo que la salud del juego es buena y que seguirá siendo una referencia en el género en el futuro.
¿Qué momento o momentos recordarás siempre en tu relación con GW2 y todo su equipo? Como decía antes, siempre me han gustado mucho los eventos que hemos hecho. El evento que hicimos en Barcelona fue genial. Tuve poco tiempo para hablar con vosotros de forma individual pero lo pasé fenomenal y lo recuerdo con especial cariño ya que fue mi primer evento cuando me incorporé al puesto. También me llevo la intensidad de cubrir dos lanzamientos del calibre del juego base y Heart of Thorns, que desde el punto de vista de la profesión no se hace todos los días.
¿Cómo es para ti un día cualquiera en Brighton? Cuando estaba trabajando en NCSOFT eran un poco más rutinarios. Levantarse, ir a la oficina, vuelta a casa, un buen paseo con mi mujer por el parque o la playa para relajarnos del día, vuelta a casa, cenar y dormir. Ahora cada semana es un poco diferente porque puedo trabajar desde casa algunos días, así que voy alternando. Algunos días subo a la oficina de Kano en Londres, otros trabajo desde mi oficina aquí en casa. Me ayuda mucho a no cansarme de la rutina, porque cada día es un poco diferente, no hago lo mismo ningún día.
¿Echas de menos algo de España? ¿Vienes a menudo? Intento ir un par de veces al año, cuando se puede o cuando tengo compromisos familiares. Echo de menos a la familia y a los colegas de allí, claro, es imposible acostumbrase a tener a los tuyos lejos, por muchos años que pasen. Cosas específicas, echo de menos los Donettes y las palmeras de chocolate, aquí hay una variedad de bollería increíble que nada tiene que envidiar pero crecí con esas dos cosas específicas y me recuerdan mucho a mi infancia.
Ahora estás con el equipo de “kano.me”... ¿cuáles son tus cometidos? Pues en Kano soy el "Head of Communication" de la empresa y me encargo de todo lo relacionado con la comunicación al exterior. Esto engloba social media, relaciones públicas, comunidad, creadores de contenido, marketing de contenidos, etc. Es un puesto que gestiona muchas tareas.
¿A qué se dedica esta empresa? Kano es una empresa que nació en 2013 a través de un proyecto en Kickstarter. Crearon un ordenador de 99$ que cualquiera puede montar y programar sin conocimientos previos. En su núcleo la idea es coger tecnología y hacerla accessible mediante instrucciones sencillas y piezas simples. Se trata de un proyecto estupendo que ha crecido mucho en los últimos años y del cual ya era fan desde sus inicios (tengo que reconocer que en casa compramos su ordenador, aún sin tener niños y sabiendo yo programar, simplemente porque me pareció una idea genial y quise apoyarla).
¿Qué encontraste en esta empresa que te hiciera querer formar parte de su equipo? Es una empresa que se mueve a una velocidad muy rápida, y eso es algo que me gusta. El proyecto me gusta mucho también, como he dicho lo apoyé en Kickstarter en 2013 y estoy muy contento de haberlo hecho. Hay un gran factor educativo que también me llama y que acerca el mundo de la informática y la programación tanto a niños como adultos, algo que creo que es bastante importante a día de hoy. También, cuando estaba en el proceso de entrevistas me enseñaron los nuevos productos que lanzarían en Kickstarter a mi llegada y me enamoré de ellos (una cámara, una pantalla LED y un altavoz). Así que me dieron aún más ganas de aceptar el puesto que me ofrecían.
¿Cómo ves el mundo del video juego hoy día? Creo que hay saturación de ideas en los juegos con grandes presupuestos además de que pocos se arriesgan con cosas nuevas hoy en día. La industria está creciendo mucho y empezando a llegar a otras generaciones. Hemos dejado atrás la novedad de los juegos de móvil y cada día es más normal que cualquier persona juegue a algo, lo que ayuda a normalizar la industria. Creo que en general el sector está tratando de salir de una situación de estancamiento creativo con ideas como la realidad virtual, pero al mismo tiempo chocando con los límites de la computación actual. Esto se ve claramente en cómo las consolas de actual generación empiezan a parecerse cada vez más a ordenadores.
¿Hacia dónde crees que puede dirigirse este mundo en un futuro? Creo que la realidad virtual puede ser lo que marque el camino de la innovación en los próximos años, pero todavía está lejos de materializarse. Espero que los estudios sigan sacando juegos innovadores y no tengan miedo en apostar por géneros minoritarios, solo hace falta darse un paseo por Steam para ver que hay nichos de jugadores casi en cualquier tipo de juego.
¿Crees que hay crisis en el mundo de los juegos AAA? Como decía antes, hay una cierta crisis a nivel creativo. Es difícil hacer juegos de gran calibre y resultar cien por cien innovador cuando hay que recuperar la inversión en un juego que ha costado decenas de millones de dólares. Creo que esto es algo que muchos estudios están empezando a ver y a evitar. Un buen ejemplo es Hearthstone de Blizzard, creado por un equipo de poco más de veinte personas y que ha conseguido convertirse en una fantástica fuente de ingresos para la compañía, con unos costes de desarrollo bastante más moderados que una superproducción. Sigue siendo un AAA a nivel de calidad, pero los costes y la sostenibilidad a largo plazo son distintos.
¿Crees que el futuro será de los juegos “single player” o de los “MMOs”? Creo que el componente social estará cada vez más presente en los juegos, pero seguirá habiendo experiencias individuales en ciertos géneros. Hay géneros que pueden incluir el multijugador pero en algunos simplemente no es necesario o viable hacerlo. No todos los juegos necesitan multijugador, en algunos vas a tener una mejor experiencia jugándolo en solitario. Creo que el género de los MMO es muy particular y no pienso que vaya a desaparecer, pero es posible que veamos un cambio a nivel de lo que entendemos por concepto de masivo. Me da la sensación de que el círculo social del jugador tomará un papel mucho más importante en este tipo de juegos y podríamos pasar de ver a todos los jugadores a únicamente ver los que nos interesan (tus amigos, tu clan), cuando estés conectado a un MMORPG.
¿Y el mundo de las redes sociales? ¿Cómo crees que evolucionará, hacia dónde? Esto si que lo tengo más claro. Cien por cien hacia el contenido recomendado y orientado a los gustos de la persona. Tenemos inteligencias artificiales bastante potentes a día de hoy y que aciertan bastante a la hora de recomendar contenido y es cuestión de tiempo que las plataformas sociales se muevan a este modelo completamente. Alguna gente quiere ver TODO el contenido que genera la gente a la que sigue, pero a un porcentaje mucho mayor le vale con ver únicamente lo que puede ser relevante para ellos. Creo que por aquí puede ir el futuro de plataformas como Facebook (que ya está dominada por recomendadores) o Twitter (que está empezando a integrarlo).
¿A qué juegas ahora, si es que tienes tiempo para ello? Ahora mismo estoy jugando a Divinity Original Sin con mi mujer (fantástico coop), además de Overwatch y partidas de vez en cuando a Killing Floor 2 con mi mujer y nuestros amigos. De camino al trabajo juego a Dragon´s Crown en la PS Vita. También tengo partidas empezadas a Stardew Valley y acabo de comprar el último juego de Naruto en Steam. Tengo pendiente el segundo episodio de la 3ª temporada del mundo viviente todavía.
¿En qué genero de juegos te sientes más cómodo jugando? Me gustan mucho los RPG, pero juego sin problemas a FPS y también le echo muchas horas a juegos semi sandbox de supervivencia como Starbound o Terraria.
Eres Ingeniero Informático... ¿cómo ves tu profesión hoy en día? Más relevante que nunca. Creo que la importancia de la informática a día de hoy es de tal calibre que la profesión está en un momento fantástico. La importancia de programar empieza a adoptarse en programas educativos de todo el mundo y me da la sensación de que el mundo empieza a ser consciente de la cantidad de valor que un informático aporta.
¿Qué le dirías a alguien que comenzara esa carrera universitaria? Que es más importante el concepto que la herramienta. Me da la sensación de que muchas veces los informáticos tendemos a tomar apego a ciertas herramientas (lenguajes, frameworks) cuando lo realmente importante durante la carrera es tocar la mayoría posible de ellos y absorber los conceptos que hacen las cosas funcionar. En el mundo real fuera de la universidad lo que suele contar es conseguir que las cosas funcionen, la elección de la herramienta es importante, pero el proyecto es lo principal.
¿Por qué tu avatar es el de Vault Boy de Fallout? Siempre me ha parecido un icono muy divertido y me gusta la saga Fallout desde que era pequeño. El Vault Boy de mi avatar es una representación de mi carácter positivo, por eso no lo cambio nunca.
¿Iron Maiden o Metallica? Iron Maiden me gusta muchísimo, pero Metallica es simplemente otro nivel. Metallica.
¿Superman o Batman? No soy mucho de super héroes, no me decanto por ninguno en especial.
¿Alan Moore o Neil Gaiman? Soy más de Tolkien y Patrick Rothfuss.
¿Akira o Bola de Dragón? Bola de Drac (el nombre que mola).
¿Qué te atrae de la cultura japonesa? Me atrae mucho todo el tema de artes marciales, caligrafía, el idioma y también el nivel de respeto entre personas. A nivel de folclore me gusta la época Edo, antes de la restauración Meiji. Aunque parezca mentira lo que menos me atrae son las compras de figuritas y mechas, soy más de vivir el país que ir para traerse maletas y maletas de merchandising.
¿Qué crees que tiene Japón y sus habitantes como cultura que no tiene ninguna? Es un país históricamente tan cerrado al exterior que han desarrollado un micro universo bastante único, que no he encontrado en ningún otro sitio en el que he estado. La cultura está muy centrada en el grupo, más que en el individuo, algo que en general suele ser al revés en los países occidentales. No es necesariamente algo bueno o malo, simplemente bastante distinto a lo que vivimos a diario.
¿Cómo viviste el Brexit desde tu perspectiva de español en Reino Unido? Voy mirando para ver se dice al respecto del tema en la prensa británica y atento a los comentarios de la primera ministra. Estas últimas semanas han estado algo movidas y andamos algo más preocupados por algunas de las acciones que han puesto en marcha. Pero tampoco es algo que nos quite el sueño por ahora, ya que no hay nada muy concreto y la mayoría de informaciones son ideas sin plasmar que van teniendo los políticos. Este tema es algo de largo recorrido y ya se irá viendo las consecuencias reales mucho más adelante, no sirve de nada alarmarse por ahora.
¿Crees que todo esto puede afectar a los residentes no británicos que trabajan allí, como tú? Sí, sin duda. Es un tema bastante importante y seguro que va a afectar a la gente que esté pensando en venir a trabajar aquí y también a los que ya estamos aquí. Imagino que también afectará a los británicos que estén viviendo fuera, que es algo de lo que no se ha hablado mucho todavía y es bastante importante. Por otro lado, estoy convencido que los que estemos aquí ya y llevemos tiempo se nos respetarán nuestros derechos y no notaremos tanto el cambio.
¿El futuro es el teletrabajo o eso no llegará nunca? Pienso que el teletrabajo es el presente, solo hay que esperar que más empresas empiecen a verlo como una opción viable y que la gente se atreva a pedirlo como alternativa a tener que ir a la oficina todos los días. Yo lo hago en mi nuevo trabajo y tengo 0 problemas, la tecnología actual nos da para ello. No hay nada que pueda hacer en la oficina que desde casa no sea posible hacerlo a día de hoy.
Recomiéndanos una novela de ciencia ficción y una de fantasía. Una de ciencia ficción bastante asequible, El Marciano de Andy Weir. De fantasía recomiendo la trilogía del mago negro de Trudi Canavan, y las trilogías que siguen.
Una película que has visto docenas de veces. No soy de volver a verme pelis, pero El Señor de los Anillos rompe la regla sin duda.
¿Algún hobby o afición que no tenga nada que ver con el mundo de los video juegos? Hobby, desde pequeño siempre me ha gustado pintar y organizar ejércitos de Warhammer Fantasía (aunque desde que me mudé a Inglaterra no he podido ponerme porque ocupa mucho espacio). Afición, me gusta mucho hacer Aikido aunque estoy bastante falto de práctica.
Gracias, D.O. (Kimota)
submitted by Kimota1 to guildwars2esp [link] [comments]


2016.07.21 09:57 EDUARDOMOLINA Jürgen Habermas. "Alemania es una potencia hegemónica insensible e incapaz", que ha impuesto en el Consejo Europeo su visión ordoliberal contra Francia y los europeos del sur. Merkel y Schäuble han tenido fácil adoptar en casa el papel de defensores europeos.

http://ctxt.es/es/20160720/Politica/7328/Entrevista-Die-Zeit-Habermas-europa-Alemania.htm
"Señor Habermas, ¿pensó alguna vez que el Brexit sería posible? ¿Qué sintió cuando se enteró de que la ‘salida’ había logrado la victoria?
Nunca habría imaginado que el populismo ganaría al capitalismo en su país de origen. Dada la importancia vital del sector bancario para el Reino Unido, el poder de los medios y el peso político de la City (ciudad financiera de Londres), era poco probable que las cuestiones de identidad prevalecieran sobre los intereses.
Mucha gente está ahora pidiendo referendos en otros países. ¿Produciría un referéndum en Alemania un resultado distinto del que tuvo en Reino Unido?
Bueno, eso supongo. La integración europea estaba –y todavía permanece– entre los intereses de la República Federal de Alemania. En las primeras décadas de la posguerra fuimos capaces de restaurar, paso a paso, una reputación nacional completamente devastada actuando cautelosamente como ‘buenos europeos’. Con el tiempo, pudimos contar con el apoyo de la UE para la reunificación. Retrospectivamente, Alemania ha sido el gran beneficiario de la unión monetaria en Europa –incluso durante la crisis del euro–. Y debido a que, desde 2010, Alemania ha sido capaz de imponer en el Consejo Europeo su visión ordoliberal contra Francia y los europeos del sur, Angela Merkel y Wolfgang Schäuble han tenido fácil adoptar en casa el papel de grandes defensores de la idea europea. Por supuesto, esto es una forma muy nacionalista de mirar las cosas. Pero este gobierno necesitaba no tener dudas de que la prensa iba a adoptar un enfoque diferente e informar a la población sobre las buenas razones de otros países para ver las cosas de forma completamente opuesta.
¿Está usted acusando a la prensa de doblegarse abúlicamente ante el gobierno? De hecho, Merkel difícilmente puede quejarse del número de sus críticos. Al menos en lo que respecta a su política de refugiados.
De hecho no estamos hablando de eso. Aunque no tengo reparos en decirlo. La política sobre refugiados también ha dividido a la opinión pública alemana y a la prensa. Esto puso fin a larga etapa de parálisis sin precedentes en el debate político público. Yo me refería al período anterior, el de la crisis del euro, tan cargado políticamente, y en el que se podría esperar una polémica igual de agitada acerca de la política del gobierno federal ante la crisis. Toda Europa ha considerado contraproducente el enfoque tecnocrático que aplaza indefinidamente las decisiones. Pero no ha sido así en las dos grandes cabeceras diarias y las dos semanales que leo habitualmente. Si esta observación es correcta, entonces, como sociólogo, uno puede buscar explicaciones. Pero mi punto de vista es el de un lector de periódicos comprometido, y me pregunto si la política del avestruz de Merkel, destinada a adormecer a todo el mundo, podría haber barrido el país sin una cierta complicidad por parte de la prensa. Los horizontes imaginables se reducen cuando no hay puntos de vista alternativos en la oferta. Ahora mismo estamos asistiendo a otra ronda de somníferos. Como en el informe que acabo de leer sobre la última conferencia política del SPD, donde se reduce –-en lo que Hegel habría llamado una perspectiva de mayordomo-- la posición de un partido de gobierno ante el enorme evento del Brexit, que debería ser objetivamente de interés para todo el mundo, a las próximas elecciones generales y a las relaciones personales entre el Sr. Gabriel y el Sr. Schulz.
¿Pero no se basa el deseo británico de abandonar la UE en razones domésticas? ¿O es el síntoma de una crisis en la UE?
Ambas cosas. Los británicos tienen detrás una historia diferente a la del continente. La conciencia política de ser una gran potencia, dos veces victoriosa en el siglo XX, pero en declive a nivel global, vacila a la hora de adaptarse a esa situación cambiante. Con ese sentido nacional de sí misma, Gran Bretaña se colocó en una situación incómoda después de unirse a la CEE por motivos puramente económicos en 1973. Las élites políticas, de Thatcher a Cameron pasando por Blair, nunca tuvieron intención de abandonar su mirada distante hacia la Europa continental. Esa fue la perspectiva de Churchill cuando, en su famoso discurso de Zurich de 1946, dibujó al imperio (británico) en el papel de padrino benévolo de una Europa unida –pero sin ser realmente parte de ella. La política británica en Bruselas ha sido siempre un enfrentamiento inspirado en la máxima: "Queremos nuestra parte del pastel, y además nos lo comemos".
¿Se refiere a su economía política?
Los británicos tenían una visión decididamente liberal de la UE como una zona de libre comercio, y esto se expresó en una política de ampliación de la UE sin ningún tipo de profundización simultánea en la cooperación. Ni Schengen, ni euro. La actitud exclusivamente instrumental de las élites políticas hacia la UE se ha reflejado en la campaña por el Remain. Los defensores (a medias) de permanecer en la UE se inclinaron de forma estricta por una campaña basada en el miedo y armada con argumentos económicos. ¿Cómo podía ganar la actitud proeuropea frente a una mayoría más amplia si los líderes políticos se han comportado durante décadas como si la búsqueda estratégica y sin piedad de los intereses nacionales fuera suficiente para mantenerse dentro de una comunidad supranacional de Estados? Visto desde lejos, este fracaso de las élites se materializa, de forma diferente y llena de matices (tal como son), en dos tipos de políticos egocéntricos, conocidos como Cameron y Johnson.
En la votación, no solo hubo una sorprendente brecha de edad, sino también una fuerte brecha urbana-rural. La ciudad multicultural perdió. ¿Por qué esta repentina ruptura entre la identidad nacional y la integración europea? ¿Han subestimado los políticos europeos el poder persistente y real de la voluntad nacional y cultural?
Está usted en lo cierto, el voto británico también refleja una parte de la situación general de crisis de la Unión Europea y sus Estados miembros. El análisis del voto apunta a la misma clase de patrón que vimos en las elecciones presidenciales de Austria y en nuestras recientes elecciones regionales en Alemania. La elevada participación sugiere que el campo populista tuvo éxito en la movilización del sector de los abstencionistas previos. Estos votantes dominan de forma abrumadora en los grupos marginados que se sienten abandonados. Esto se une a la evidencia de que los estratos más pobres, más desfavorecidos socialmente y menos instruidos votaron más por salir que por quedarse. Por lo tanto, no sólo existen patrones de voto contrario en las zonas rurales y en las ciudades, sino que la distribución geográfica de los votos por la salida se acumulan en la región central y en partes de Gales –incluyendo las antiguas zonas industriales abandonadas, que no han podido recuperar sus bases económicas–, y esto apunta a las razones sociales y económicas para el Brexit. La percepción del drástico aumento de la desigualdad social y la sensación de impotencia que produce ver que tus propios intereses ya no están representados en el plano político, todo eso está en el contexto de la movilización contra los extranjeros, en el dejar Europa atrás, en el odio a Bruselas. En una vida diaria insegura, 'un sentido nacional y cultural de pertenencia' es, de hecho, un elemento de estabilización.
¿Pero son esas solo cuestiones sociales? Hay una tendencia histórica bien conocida hacia la auto-ayuda nacional y de renuncia a la cooperación. La supranacionalidad significa, para la gente común, la pérdida de control. Muchos piensan: sólo la nación ofrece la roca sobre la que aún se puede construir. ¿No demuestra esto que la transición de lo nacional a la democracia transnacional ha fracasado?
No se puede decir que se ha venido abajo un esfuerzo que apenas ha comenzado. Por supuesto, la llamada a "recuperar el control", que ha jugado un papel en la campaña británica, es un síntoma que se debe tomar en serio. En lo que realmente los observadores dieron en el blanco es en la irracionalidad evidente, no sólo del resultado, sino de toda la campaña. Las campañas de odio también están creciendo en el continente. Los rasgos socio-patológicos de esta desinhibida agresividad política apuntan al hecho de que las compulsiones sistémicas omnipresentes en una sociedad global coalescente, económicamente no administrada y digital, simplemente sobre-representan las formas de integración social que se obtienen democráticamente en el Estado-nación. Esto desencadena comportamientos reaccionarios. Un ejemplo son las fantasías wilhelmianas de, por ejemplo, Jaroslav Kaczynski, mentor del actual gobierno polaco. Después del referéndum británico propuso la desintegración de la UE en una asociación informal de estados nacionales soberanos, de manera que éstos se fundan rápidamente en una gran potencia militar entre ruido de sables.
También se podría decir, simplemente: Kaczynski se limita a reaccionar ante la pérdida de control del Estado-nación.
Como todos los síntomas, este sentimiento de pérdida de control tiene un núcleo real –el vaciamiento de las democracias nacionales que, hasta ahora, habían dado a los ciudadanos el derecho a participar en las decisiones importantes que condicionan su vida social. El referéndum de Reino Unido proporciona una prueba viva de la palabra clave: "post-democracia". Obviamente, se ha derrumbado la infraestructura sin la cual no puede haber una esfera pública sólida y competencia entre los partidos. Después de los análisis iniciales, los medios de comunicación y los partidos políticos de la oposición fallaron a la hora de informar a la población sobre cuestiones relevantes y hechos elementales, y mucho más a la hora de discernir los argumentos, a favor o en contra, de los puntos de vista políticos opuestos. La muy baja participación de las personas entre 18 y 24 años de edad, supuestamente perjudicados por los ancianos, es otro dato revelador.
Parece que la prensa es culpable, otra vez…
No, pero el comportamiento de este grupo de edad ilustra la manera en que los jóvenes usan los medios en la era digital y cómo cambia la actitud hacia la política. En la ideología de Silicon Valley, el mercado y la tecnología salvarán a la sociedad y por tanto harán que algo tan antiguo como la democracia sea superflua. Un factor que hay que considerar seriamente en este asunto es la tendencia general hacia la integración cada vez más estrecha de los partidos políticos en el complejo organizativo del Estado. Y, por supuesto, no es una coincidencia que las políticas europeas no estén enraizadas en la sociedad civil. La Unión Europea se ha constituido de manera que las decisiones económicas básicas que afectan a la sociedad en su conjunto no figuran entre las decisiones democráticas. Este vaciamiento tecnocrático de la agenda diaria a la que se enfrentan los ciudadanos no es un destino de la naturaleza sino la consecuencia del diseño de los tratados. En este contexto, la intencionada separación política de la división de poder entre el nivel nacional y el europeo también juega un papel: el poder de la Unión se concentra allá donde los intereses del estado-nación se bloquean entre ellos. La transnacionalización de la democracia sería la respuesta correcta. En una sociedad global tan interdependiente, no hay otra manera de compensar la pérdida de control que los ciudadanos sienten y de la que se quejan; en realidad, esto es lo que ha pasado.
La Unión Europea se ha constituido de manera que las decisiones económicas básicas que afectan a la sociedad en su conjunto no figuran entre las decisiones democráticas.
Pero casi nadie cree ya en esa transnacionalización de la democracia. El sociólogo Wolfgang Streeck dice que la UE es una máquina desreguladora que fue incapaz de proteger a las naciones del capitalismo salvaje, es más, que las abandonó a su suerte. Ahora bien, las naciones-estado deberían tomar el asunto en sus propias manos otra vez. ¿Por qué no debería haber una vuelta al antiguo capitalismo del Estado de bienestar?
El análisis de Streeck sobre la crisis se basa en datos empíricos convincentes. Comparto también su diagnóstico sobre el estado apergaminado de la sustancia democrática, que hasta ahora ha tomado forma institucional casi únicamente en el Estado-nación. También comparto muchos diagnósticos parecidos de politólogos y abogados que se refieren a las consecuencias des-democratizantes de la “gobernanza” --las nuevas formas políticas y legales de “gobernar más allá del Estado-nación”. Pero el argumento para volver al formato de pequeños Estados-nación no me convence tanto. Porque estos deberían funcionar en los mercados globalizados en la misma línea que los conglomerados globales. Y esto significaría la total abdicación de la política frente a los imperativos de los mercados desregulados.
Hay un campo interesante en formación… Por un lado están los que piensan que la UE ha superado su propósito de ser un proyecto político y que el Brexit es una clara señal para eliminar Europa. La otra parte, la de Martin Schulz, por ejemplo, dice: “No podemos seguir así. La crisis de la UE se debe a la falta de profundización: existe el euro, pero no hay ni un gobierno europeo ni una política económica y social". ¿Quién tiene razón?
Cuando, en la mañana después del Brexit, Frank-Walter Steinmeier aprovechó el momento para invitar a los primeros ministros de los seis estados fundadores de la UE, Ángela Merkel sintió el peligro enseguida. Esa reunión podría haber sugerido a algunos que el deseo real era reconstruir Europa después de una serie de temblores. Al contrario, ella insistió en buscar un acuerdo entre los otros 27 Estados miembros. Sabiendo que en este círculo, y con líderes nacionalistas como Orban o Kaszinski, un acuerdo constructivo es imposible, Ángela Merkel quiso cortar de raíz cualquier pensamiento sobre una futura integración. En Bruselas exigió al Consejo que se mantuviese firme. Tal vez tiene la esperanza de poder neutralizar exhaustivamente las consecuencias económicas y comerciales del Brexit, o incluso de que se reviertan del todo.
Su crítica suena un poco antigua. Ha acusado mucho a la señora Merkel de acometer una política de agachar la cabeza y tirar hacia adelante. Al menos en la política europea.
Tengo miedo a que esa política de minimizar las cosas triunfe, aunque tal vez ya haya triunfado --aquí sin perspectiva, ¡por favor! El argumento es: “No te cabrees, la UE siempre ha cambiado”. De hecho, este ir saliendo del paso sin un final visible ante la actual, explosiva crisis europea, se traduce en que la UE nunca será capaz de caminar hacia delante “como antes”. Pero precipitarse y adaptarse a la normalidad de la “dinámica de estancamiento” se paga renunciando a cualquier intento de dar forma, políticamente, a los acontecimientos. Y es precisamente esta Ángela Merkel la que rechazó enfáticamente, en dos ocasiones, la extendida noción de los politólogos sobre la falta generalizada de espacio para acometer maniobras políticas --sobre el cambio climático y la acogida de refugiados--. Sigmar Gabriel y Martin Schulz son las únicas voces destacadas con alguna traza de temperamento político que se niegan a aceptar la tímida retirada de la clase política ante cualquier intento de pensar, siquiera, con tres o cuatro años de antelación. Que el liderazgo político simplemente deje que el férreo puño de la historia tome el control no es un signo de realismo. “En casos de peligro y extrema emergencia, decidirse por el término medio lleva a la muerte” --últimamente pienso mucho en la película de mi amigo Alexander Kluge. Por supuesto solo desde la retrospección se entiende que podría haber otra solución. Pero para descartar una alternativa antes de que se haya intentado poner en marcha uno debe tratar de imaginar nuestra situación actual igual que un historiador mira al pasado presente.
Sigmar Gabriel y Martin Schulz son las únicas voces destacadas con alguna traza de temperamento político que se niegan a aceptar la tímida retirada de la clase política ante cualquier intento de pensar, siquiera, con tres o cuatro años de antelación.
¿Cómo puede imaginarse la profundización de la Unión sin obligar a los ciudadanos a temer una mayor pérdida de control democrático? Hasta ahora toda profundización ha incrementado el euroescepticismo. Hace años Wolfgang Schäuble y Karl Lamers hablaron de la Europa de dos velocidades, de un corazón europeo --y usted estaba de acuerdo. ¿Cómo funcionaría? ¿No se deberían cambiar los tratados en este caso?
La convocatoria de una convención que conduciría a grandes cambios y referendos sólo sucedería si la UE hubiese hecho intentos más perceptibles y convincentes para abordar los problemas más urgentes. Los problemas urgentes son la todavía no resuelta crisis europea, el problema a largo plazo de los refugiados y los problemas de seguridad. Ni siquiera la mera descripción de estos factores están consensuados en el círculo cacofónico de los 27 miembros del Consejo Europeo. Solo se puede llegar a compromisos si los socios están dispuestos a comprometerse y esto significa que sus intereses no deberían ser demasiado divergentes. Una mínima convergencia de intereses es lo mejor que se puede esperar de los miembros de la Eurozona. La historia de la crisis de la moneda común, cuyos orígenes han analizado extensamente los expertos, une a estos países durante varios años --si bien de manera asimétrica. Por lo tanto la Eurozona delimitaría el tamaño natural del corazón de Europa. Si estos países tuviesen la voluntad política, el principio básico de “cooperación estrecha” prevista en los tratados permitiría los primeros pasos hacia la separación de ese corazón --y, con ello, la largamente esperada formación de una contraparte del Eurogrupo dentro del Parlamento Europeo.
Eso dividiría la UE.
Cierto, la argumentación contra este plan es la “división”. En cualquier caso, asumiendo que se quiera la integración europea, este argumento es infundado. Porque solo un corazón que funcionase correctamente podría convencer a las poblaciones polarizadas de todos los Estados-miembro de que el proyecto tiene sentido. Solo bajo estos fundamentos aquellas poblaciones que prefieren estar sujetas a su soberanía podrían convencerse gradualmente de unirse --una decisión que siempre estará abierta (!) para ellos: en esta perspectiva debe de haber, desde el principio, un intento de hacer esperar entre bastidores a los Gobiernos para tolerar ese proyecto. El primer paso hacia un compromiso en la Eurozona es bastante obvio: Alemania deberá renunciar a su resistencia a una coordinación más estrecha de las políticas fiscales, económicas y sociales, y Francia deberá estar preparada para renunciar a su soberanía en estas mismas áreas.
Solo un corazón que funcionase correctamente podría convencer a las poblaciones polarizadas de todos los Estados-miembro de que el proyecto tiene sentido.
¿Quién bloqueó esto?
Mi impresión desde hace mucho tiempo era que la posible oposición sería mayor en el lado francés. Pero esto ya no es así. Cada acción de profundización colapsa por la obstinada resistencia de la CDU/CSU gubernamental, que durante años ha decidido evitarle a sus votantes un mínimo de solidaridad con los ciudadanos de otros países europeos. Cuando las siguientes elecciones están en el horizonte, juegan con los egoísmos de la economía nacional -y sistemáticamente subestiman la disponibilidad de la mayoría de los ciudadanos alemanes a hacer concesiones en sus intereses a largo plazo. Se debería ofrecer, enérgicamente, una alternativa razonable y de largo aliento a la abrumadora continuación de su actual línea de acción.
El Brexit refuerza la influencia alemana. Y Alemania ha sido vista como hegemónica. ¿Cómo nace esa percepción?
La recuperación de la supuesta normalidad de los Estados-nación llevó a un cambio en la mentalidad de nuestro país, que se dasarrolló durante décadas en la antigua Alemania del Este. Esto coincidió con un estilo de creciente autoestima y una insistencia más franca sobre la orientación “realista” de las actitudes políticas en la nueva República de Berlín hacia el mundo exterior. Desde 2010 hemos visto cómo el Gobierno alemán trata su indeseado y creciente papel de liderazgo en Europa pensando menos en lo general y más en su interés nacional. Incluso un editorial de Frankfurter Allgemeine Zeitung admite el efecto contraproducente de las políticas alemanas, “porque confunde más y más el liderazgo europeo con la imposición de sus propias ideas sobre el orden político”. Alemania es una potencia hegemónica reacia pero insensible e incapaz, que usa e ignora a la vez el alterado equilibrio de poder europeo. Esto provoca rencores, sobre todo en otros países de la Eurozona. ¿Cómo debería sentirse un español, portugués o griego que ha perdido su trabajo como resultado de la política de recortes decidida por el Consejo Europeo? No puede emplazar a los ministros alemanes que impusieron sus políticas en Bruselas: no puede votarlos ni echarlos de la administración. En lugar de esto, durante la crisis griega pudo leer cómo esos mismos políticos negaban enfadados cualquier tipo de responsabilidad en las desastrosas consecuencias sociales que habían causado, casualmente, sus programas de recortes. A menos que nos libremos de esta estructura antidemocrática y defectuosa, será difícil asombrarse por la campaña de desprestigio antieuropea. La única manera de que haya una democracia europea es intensificando la cooperación europea.
El Estado del bienestar y la democracia forman un nexo intrínseco que en la unión monetaria ya no puede ser asegurado por los Estados nación individuales.
¿Lo que está diciendo es que los movimientos de derechas solo desaparecerán cuando haya más Europa y la UE sea mucho más democrática?
No, creo que perderán terreno durante el proceso. Considero correcto que todas las partes asuman que la Unión tiene que recuperar confianza para cortar la hierba bajo los pies de los populistas de derechas. Una parte quiere sacar provecho de su capacidad de impresionar a los simpatizantes de derechas mostrando músculo. El eslogan es “no más visiones elevadas, más soluciones prácticas”. Ese punto de vista está tras la renuncia pública de Wolfgang Schäuble a su propia idea sobre el corazón de Europa. Ahora cuenta completamente con el método intergubernamental, confía en que los jefes de Estado y de Gobierno resuelvan las cosas entre ellos. Sigue confiando en la apariencia exitosa de la cooperación entre Estados-nación. Pero los ejemplos que pone --la unión digital de Oettinger, la europeización de los presupuestos armamentísticos o la unión energética-- difícilmente cumplirían el deseado objetivo de impresionar a la gente. Y, cuando se trata de problemas verdaderamente urgentes –él mismo habla de la política de refugiados y de la creación de un derecho de asilo europeo, aunque elude el dramático paro juvenil en los países del sur--, entonces los costes de la cooperación son tan altos como han sido siempre. Por lo tanto, el bando opuesto recomienda la alternativa de una cooperación profunda y vinculante con un círculo más pequeño de Estados que estén dispuestos a converger. Esa Euro-Unión no necesita buscar problemas solo para demostrar su propia capacidad de actuación. Y, en el en el camino hacia eso, los ciudadanos se darán cuenta de que ese corazón de Europa se ocupará de los problemas sociales y económicos que están detrás de las inseguridades, del miedo al declive social y del sentimiento de pérdida de control. El Estado del bienestar y la democracia forman un nexo intrínseco que en la unión monetaria ya no puede ser asegurado por los Estados nación individuales."
(El ordoliberalismo es una corriente de pensamiento económico fundada por un grupo de políticos y economistas alemanes durante la década de 1930-1940. Se encuentra íntimamente ligada a la Escuela de Friburgo y al concepto de Economía social de mercado. También recibe el nombre de Neoliberalismo alemán.)
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.10 17:10 EDUARDOMOLINA Contra el encanallamiento de Europa, lo que pone muy difícil su futuro; da pie para pensar que el proyecto de la UE, está muerto. El problema no es el Brexit sino el de una Europa autonegada en su propia condición canalla.

José A. Pérez Tapías.
http://www.cuartopoder.es/tribuna/2016/06/10/contra-el-encanallamiento-de-europa/8702
"Europa contiene el aliento ante el referéndum del próximo 23 de junio en el Reino Unido. Puede ocurrir que una mayoría de británicos –aunque no sea por mucho margen- vote por salir de la Unión Europea, lo que se conoce como Brexit. No faltan enérgicas voces en el lado de allá del Canal de la Mancha que insisten en las consecuencias negativas que tendría un “no” a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE), como tampoco faltan del lado de acá poniendo de relieve, no ya sólo las desventajas para los británicos, sino los graves inconvenientes para todos los europeos de una decisión como esa. El caso es que los opuestos al “sí” a la permanencia, esto es, los favorables a no seguir en el proyecto europeo, además de los motivos internos que invocan para ello, se encuentran con un momento en que dicho proyecto se halla en las horas más bajas desde su nacimiento. Para colmo, entre los favorables al Brexit , además del rechazo a lo que perciben como injerencias de Bruselas y el consiguiente ensalzamiento de una soberanía muy mitificada –aunque de sus restos se aprovechan la libra esterlina y el núcleo financiero que es la City de Londres-, se ha colado toda la cuestión migratoria para jugar negativamente al activarse también entre ese sector de población un enfoque notablemente xenófobo, racista incluso, que no hace sino conducir más euroescépticos hacia las filas de los contrarios a la permanencia en la UE.
La cuestión que al hilo de todo ello se plantea es: ¿qué ofrece Europa para motivar el sí a la Unión? ¿Qué dimensiones del proyecto europeo son las que provocan el necesario entusiasmo para que ciudadanas y ciudadanos británicos renueven su adhesión al mismo? Ojalá haya muchos votantes que acudan a las urnas motivados para el sí, pensando a su vez, como manifestó el laborista Corbyn, que esa opción por permanecer ha de implicar una firme voluntad de transformar esa misma UE. Porque el problema no es meramente que ésta funcione mal, que tenga déficits democráticos que hoy sabemos que son graves vicios antidemocráticos, que esté sometida al “gobierno de los banqueros”, como hace un año denunció el filósofo Habermas… El problema es que Europa ha entrado en una fase de encanallamiento que pone realmente muy difícil su futuro; es más, que nos da pie para pensar que el proyecto de la UE, como tal proyecto, está muerto.
¿Por qué hablamos de encanallamiento, pudiendo incluso hacernos eco de aquella declaración del francés Jacques Derrida en su obra precisamente titulada ‘Canallas’, diciendo, ante casos como el que nos ocupa, que la democracia es llevada por algunos a ser una canallocracia? La respuesta requiere refrescar la memoria, pues ya va para dos décadas que, junto a otras, apareció la expresión “Estados canallas” para designar aquellos Estados que, lejos internamente de los mínimos de un decente Estado de Derecho, también se comportan externamente, en el ámbito internacional, como sujetos con un comportamiento agresivo, irrespetuoso con las normas del derecho, ajenos a lo que supone atenerse a los pactos y del todo desconsiderados con las exigencias de respeto a derechos humanos que se pretenden universales. En esos casos, el cínico descaro con que se violan las normas de convivencia democrática, tanto hacia dentro de las propias fronteras como hacia fuera en lo que respecta a la convivencia entre naciones, es lo que lleva a tildar el comportamiento de tales sujetos (anti)políticos como una suerte de “gamberrismo político” llevado a extremos criminales.
Identificar a ciertos “Estados canallas” se convirtió en tarea de la máxima relevancia, tanta como que de tal identificación pasaron a depender medidas políticas duras relativas a embargos, por ejemplo, o incluso decisiones sobre intervenciones militares, incluidas guerras con todas las consecuencias. El Irak de Sadam Hussein cayó bajo esa calificación y ello dio paso a la primera Guerra del Golfo y, después, a la invasión decidida por la alianza de las Azores de triste memoria. Sadam Hussein era un dictador y el Estado iraquí funcionaba a la medida de su poder unipersonal. Lo grave de aplicarle la etiqueta de “Estado canalla” fue que para meterlo en cintura y luego acabar con él se castigó tremendamente a toda una sociedad que no era canalla, sino que padecía esa misma dictadura. Para que la historia quede al menos apuntada en su complejidad hay que decir que Sadam Hussein, el mismo cuya gigantesca estatua fue derribada por las tropas estadounidenses ocupantes de Bagdad, fue constituido antes en el aliado de EEUU para hacer frente a Irán y armado hasta los dientes para ello, con el fin de frenar la expansión de la revolución islamista que acabó con el régimen del Sha. La guerra fue de lo más cruenta, pero entonces su protagonista amigo de Occidente no era considerado canalla. Lo fue después, cuando hasta se utilizó la patraña de las armas de destrucción masiva supuestamente en su poder para terminar con el régimen baazista, pero a costa de destruir hasta el fondo toda la estructura estatal de Irak. Los desastres de la guerra, con un balance que sólo concluye en fracaso, han sido incontables hasta el día de hoy.
El interrogante que inquieta es, visto todo, el grado de condición canalla que tienen también quienes apoyaron a Sadam, se sirvieron de él, lo alentaron en su “gamberrismo político” hasta que ya no les interesó. Es el mismo interrogante que cabe plantear en relación a Libia, que, como Estado, fue incluida en las listas del terrorismo internacional hasta que interesó congraciarse con Gadafi para después quitarlo de en medio. Podríamos mencionar otros muchos casos de “Estados canallas” que, sin embargo, lo fueron porque otros, los de buena imagen como demócratas, los sostuvieron por largo tiempo. ¿Dónde empieza y termina la condición canalla? Aparte la criminalidad extrema del llamado Estado Islámico (ISIS o DAESH), ¿qué decir de todo lo que sigue ocurriendo en Siria y en torno a las idas y vueltas alrededor de Bashar al Assad? Pero si nos fijamos en su vecino Estado de Israel, ¿no responde a pura condición canalla la política de apartheid –es más, de limpieza étnica en muchos aspectos- aplicada contra el pueblo palestino, haciendo caso omiso durante décadas a las resoluciones de la ONU? ¿Y no se contagian de esa actitud canalla unos EEUU que lo apoyan de manera prácticamente incondicional y una UE que mantiene acuerdos de trato preferente hacia Israel?
Con todas esas referencias a la vista, traigamos de nuevo la cuestión a la actualidad de la UE. ¿Qué decir de ella cuando se burla de tratados internacionales suscritos y de las propias directivas sobre derecho de asilo al firmar un acuerdo como el establecido con Turquía para la deportación de refugiados provenientes de Siria, Irak, Afganistán, Yemen…? ¿Se puede salvar la cara de una UE que elude abordar una verdadera política inmigratoria cuando, parapetándose tras apariencias de corrección política, persigue frenar y no acoger –incluso utilizando su propia organización Frontex-, pagar a terceros países para que no dejen pasar o expulsen a cientos de miles de migrantes que ya tienen en su territorio para que no lleguen a Europa, que mira para otro lado ante el escándalo continuo de la tragedia de miles de ahogados en el Mediterráneo? ¿Cómo juzgar el ascenso en muchos países europeos de partidos xenófobos, el eco de la demagogia sobre refugiados e inmigrantes, la parálisis de los gobiernos para asumir incluso los compromisos contraídos al respecto…?
Europa es tierra de promisión para quienes en ella buscan asilo y vida digna. Pero la actual realidad europea es una realidad de encanallamiento, la cual, si los europeos no estamos dispuestos a dejar atrás, hará que lo que en positivo pueda significar Europa no tenga futuro alguno. El problema no es meramente lo que pueda suponer, si se diera, el Brexit, sino el de una Europa naufragada ella misma, autonegada en su propia condición canalla. No nos queda más que ponernos manos a la obra contra ese encanallamiento, única manera de abrir la puerta de la esperanza a esa democracia verdadera, por inclusiva, que para Europa también “está por venir” –como solía decir insistentemente Derrida-."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.01.19 09:26 Subversivo-Maldito La única forma de cambiar Europa es una oleada de Partidos progresistas [Varoufakis]

Me he permitido llevar a cabo un resumen de lo que considero ideas principales de la larga entrevista realizada a Yanis Varoufakis:
Cuando los resultados de las urnas no gustan al 'establishment', la democracia se ve amenazada...esto exige un movimiento paneuropeo que aúne el voto de protesta y ejerza presión en todos los países de la UE.
Los enemigos de la democracia han sido y son los que tienen poder económico....Yanis Varoufakis, profesor de Economía y autor de El minotauro global habla de la posibilidad de que Podemos alcance el Gobierno y se muestra convencido de la necesidad de articular un movimiento paneuropeo que aúne el voto de protesta para evitar que termine disipándose.
La amenaza a la democracia siempre se ha encontrado en el desdén que siente por ella el establishment. La democracia, por su propia naturaleza, es muy frágil y la antipatía que le profesa el establishment siempre es muy marcada; por eso este siempre ha intentado anularla....El desafío de establecer una democracia siempre fue enorme. La idea de que los pobres libres, que eran la gran mayoría, podían asumir el control del gobierno siempre fue disputada. Platón escribió La República como un tratado contra la democracia, abogando por un gobierno de expertos....En la misma línea, en el caso de la democracia estadounidense, está El Federalista de Alexander Hamilton....su intención es la de contener la democracia, no de impulsarla. La idea central es que la plebe no está a la altura de poder decidir importantes asuntos de Estado.
Hay infinidad de ejemplos: lo que le sucedió al Gobierno de Mosaddeq en el Irán de la década de 1950 o al Gobierno de Allende en Chile. Siempre que las urnas dan unos resultados que no gustan al establishment, el proceso democrático se ve invalidado o amenazado con ello. Si lo que me preguntas es quiénes son y siempre han sido los enemigos de la democracia, la respuesta es que los que tienen poder económico.
Cuando la democracia produce lo que el establishment desea oír, esta no es un problema. Pero cuando genera fuerzas y demandas en contra del establishment, ahí es cuando la democracia se convierte en una amenaza....En Grecia, fuimos elegidos para hacer frente a la Troika de los acreedores y fue entonces cuando la Troika dejó muy claro que no se puede permitir que la democracia cambie nada. Las instituciones de la Unión Europea en Bruselas, el Banco Central Europeo...se crearon, de forma deliberada, como zonas al margen de la democracia....Desde la década de 1950, la UE se estableció fundamentalmente como un cártel de la industria pesada, y más tarde atrajo a los agricultores, especialmente a los franceses....Su administración era la de un cártel; nunca se concibió como el principio de una república o de una democracia donde seamos nosotros, los pueblos de Europa, los que llevemos la batuta....Para ellos, la democracia es algo irrelevante....Yo mismo me quedé de piedra al oír al ministro de Finanzas alemán decirme, literalmente, que no se puede permitir que unas elecciones modifiquen la política económica....Para ellos, la democracia está muy bien siempre que no amenace con cambiar algo. Todo el operativo en Bruselas se basa en un proceso de despolitización de la política, de tomar lo que son, fundamental e irrevocablemente, decisiones políticas y arrojarlas al ámbito de una tecnocracia que se rige por reglas y por un enfoque matemático....Las decisiones sobre las economías europeas son simples problemas técnicos que necesitan soluciones técnicas, y que dependen de unos burócratas que siguen unas reglas preestablecidas, como si fuera una fórmula matemática.
Cuando estábamos discutiendo el programa griego y debatiendo la redacción de un comunicado que debía salir de esa reunión del Eurogrupo. Yo dije: De acuerdo, hablemos de la estabilidad financiera, de la sostenibilidad fiscal —de todas las cosas que la Troika y otros querían decir—, pero hablemos también de la crisis humanitaria y del hecho de que estamos lidiando con problemas como una situación generalizada de hambre. La respuesta que recibí es que eso sería "demasiado político". Que no podíamos incluir unos "términos tan políticos" en el comunicado....En definitiva, los datos sobre la estabilidad financiera y el superávit presupuestario estaban bien, pero los datos sobre el hambre y el número de hogares sin acceso a electricidad y calefacción en invierno no lo estaban, ya que eran "demasiado políticos". El Parlamento Europeo es un chiste cruel, ya que no existe como un verdadero Parlamento. Es, en el mejor de los casos, un simulacro...A diferencia del Estado estadounidense, alemán o británico, que surgieron de siglos de evolución, durante los que el Estado fue desarrollándose como un instrumento funcional para resolver diferentes tipos de conflictos sociales, la UE no siguió esa misma trayectoria....Por ejemplo, en el Estado británico. La Revolución Gloriosa de 1688 perseguía imponer restricciones al poder de la monarquía como consecuencia de unas serie de enfrentamientos entre los barones y el rey. Las reformas posteriores fueron fruto de conflictos entre los aristócratas y los mercaderes y, después, entre los comerciantes y la clase trabajadora. Así es como se desarrolla un Estado normal y así fue como se materializaron las democracias liberales.
Ahora bien, la UE no ha seguido una trayectoria parecida. Su creación, como comentaba antes, tuvo lugar en 1950 en tanto que Comunidad Europea del Carbón y del Acero, que era básicamente un cártel como la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Y Bruselas se estableció como administradora de ese cártel. Por lo que fue algo muy distinto de un Estado. No se trataba de apaciguar los enfrentamientos entre clases y grupos sociales. La razón de ser de un cártel es estabilizar los precios y limitar la competencia entre sus miembros....En un principio, el reto de Bruselas consistía en estabilizar el precio del carbón y del acero, y después del resto de materias primas y bienes, en un cártel que abarcaba varios regímenes monetarios y, por lo tanto, seis tipos de cambio distintos. Sin unos tipos de cambio estables entre las divisas de esta unión, habría resultado imposible estabilizar los precios del cártel europeo entre sus seis miembros originales....En este contexto, el marco alemán empezó a subir, la lira italiana empezó a bajar y el franco francés empezó a hacer todo lo posible para evitar seguir el camino de la lira. Esto dio lugar a grandes fuerzas que podían generar el desmembramiento de la UE. Bruselas ya no podía estabilizar su cártel. Y de ahí es de donde surgió la necesidad de crear una moneda común....Desde 1992 a 1993, se introdujo el euro con el Tratado de Maastricht, que vinculaba monetariamente a varios Estados europeos bajo una sola divisa, una moneda única.....Lo que sucede es que en el momento en que dieron ese paso (sin contar con forma alguna de gestionar políticamente esta zona monetaria), de repente el proceso de despolitización de la política cobró una tremenda fuerza y empezó a destruir la soberanía política.
Una de las pocas personas que entendió esto muy bien no era de la izquierda, sino de la derecha. Me refiero a Margaret Thatcher, que lideró la oposición a la moneda única y que, de hecho, expuso sus peligros muy claramente. Yo era contrario a Thatcher en todo lo demás, pero sobre este tema tenía razón. Thatcher decía que la persona que controla el dinero, la política monetaria y los tipos de interés controla la dinámica política de la economía social. El dinero es político y solo puede ser político, y cualquier intento por despolitizarlo y entregárselo a un puñado de burócratas de Frankfurt (donde se encuentra la sede del Banco Central Europeo) a los que nadie ha elegido y que no deben rendir cuentas constituye, de hecho, un acto de abdicación de la democracia.....Thatcher era una conservadora, una tory. Aunque era una pionera del neoliberalismo, también creía en la soberanía y el control del Parlamento sobre el proceso político. Para ella, el neoliberalismo era un proceso político en el que creía, pero no por eso dejaba de ser importante que el Parlamento británico pudiera controlar la dinámica política del neoliberalismo. La eurozona no tenía ni tiene un Parlamento. El Parlamento Europeo es un chiste cruel, ya que no existe como un verdadero Parlamento. Es, en el mejor de los casos, un simulacro de Parlamento, no un Parlamento real....
Los conservadores británicos que están abogando por salir de la UE arguyen que no necesitan a la Unión Europea; que pueden gozar del Mercado Común sin someterse a las restricciones que impone Bruselas. Pero este es un argumento muy discutible, ya que el Mercado Común no se puede imaginar sin una protección común para los trabajadores, formas comunes de evitar la explotación de la mano de obra o normas comunes para el medio ambiente y la industria....Por todo ello, la economía de Gran Bretaña está determinada por la prisión de la eurozona, así que no pueden irse de la Unión Europea...
Si se rechaza la posibilidad de que exista una Unión Europea democratizada, también se está rechazando la posibilidad de un Parlamento soberano y se acaba con tratados comerciales espantosos, como el TTIP (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión). Hemos conseguido crear un monstruo en Europa, donde la eurozona es sumamente poderosa como entidad pero donde nadie está al mando....Y es que los mercados financieros no tienen más poder en Europa que en los Estados Unidos o en cualquier otro lugar....Lo que ha sucedido es que en el 2008.....tras años de despilfarro del sector financiero y la creación de un crédito criminal por su parte, las instituciones financieras implosionaron y los capitanes de las finanzas se dirigieron a los Gobiernos y les pidieron: "Salvadnos". Y eso es lo que hicimos, traspasando un enorme valor de los contribuyentes a los bancos....Y esto sucedió en los Estados Unidos y en Europa; ahí no hubo ninguna diferencia sustantiva.
El problema fue que el traspaso masivo de valor de los contribuyentes (y, especialmente, de los sectores más débiles de la sociedad) a los bancos no fue suficiente para estabilizar el sistema financiero....Veamos un ejemplo: compare el estado de Nevada con Irlanda. Puede que su clima sea muy distinto, pero ambos territorios son de igual tamaño en términos de población y tienen economías parecidas. Ambas economías se basan en el sector inmobiliario, en el sector financiero y en atraer a grandes empresas con unos impuestos sobre sociedades muy bajos. ¿En dónde está la diferencia?....EEUU cuenta con unas instituciones consolidadas en mejor disposición de abordar crisis como estas y evitar que se acaben convirtiendo en una crisis humanitaria.
La diferencia entre la UE y Estados Unidos reside en la capacidad que tuvieron para responder a la crisis. Imagine que las zonas del dólar en los Estados Unidos se hubieran construido de la misma forma que la eurozona. El estado de Nevada tendría que haber buscado el dinero necesario para rescatar a los bancos y, además, pagar el subsidio de desempleo a los trabajadores de la construcción en paro; y todo eso sin ayuda de la Reserva Federal. En otras palabras, Nevada tendría que haber pasado la gorra para poder tomar prestado del sector financiero. Como los inversores sabrían que el gobierno de Nevada no tiene un Banco Central como respaldo, o no concederían préstamos al estado o no lo harían con unos tipos de interés razonables. Así que Nevada quebraría, y también sus bancos, y la gente de Nevada perdería el subsidio de desempleo o los servicios de salud y educación....Imagine, entonces, que el estado acudiera al Banco Federal, con la gorra en la mano, y pidiera ayuda. Y suponga que la Reserva Federal le dijera que le garantizaría el rescate y le prestaría dinero con la condición de que recortara los salarios, las pensiones, los subsidios de desempleo y las pensiones un 20%....Eso permitiría al estado de Nevada cumplir con sus pagos en el corto plazo, pero la austeridad y la rebaja de las rentas y las pensiones reduciría los ingresos del estado hasta tal punto e incrementaría la deuda por los préstamos del rescate que Nevada habría tocado fondo. Si eso hubiera sucedido en Nevada, habría sucedido también en Missouri, en Arizona, desencadenando un efecto dominó en todos los Estados Unidos.
Lo que quiero decir es lo siguiente. No existe ninguna diferencia en lo que se refiere a la importancia del sector financiero y su tiranía sobre la democracia en los Estados Unidos o en Europa; la diferencia estriba en que los Estados Unidos cuentan con unas instituciones consolidadas que están en mejor disposición de abordar crisis como estas y evitar que se acaben convirtiendo en una crisis humanitaria. Los estadounidenses aprendieron la lección en la década de 1930. El New Deal estableció instituciones que actúan como amortiguadores, mientras que en Europa hemos vuelto a donde estábamos en 1929. Estamos permitiendo que esta austeridad competitiva y los préstamos del rescate destruyan a un país tras otro, hasta que la Unión Europea se vuelva en su propia contra.
Ojalá no hubiéramos creado el euro; ojalá hubiéramos mantenido nuestras monedas nacionales. Es cierto que el euro fue un desastre. Creó una unión monetaria que estaba destinada al fracaso y que acarreó unas penurias indecibles para los pueblos de Europa. Pero dicho esto, es distinto decir que no deberíamos haber creado el euro que decir que ahora deberíamos salir de él.....Salir del euro no nos hará volver a donde estábamos antes de entrar en él ni a donde estaríamos de no haber entrado en él....Incluso si pudiéramos volver colectivamente a nuestras respectivas monedas nacionales en toda la zona euro, países como Alemania, cuya divisa fue suprimida como consecuencia del euro, verían cómo se dispara su tipo de cambio. Esto significaría que Alemania, que en estos momentos tiene una tasa de desempleo muy baja, pero un alto porcentaje de trabajadores pobres, vería cómo esos trabajadores pobres se convertirían en desempleados pobres. Y esto se repetiría en todos los países del noreste de Europa y de Europa Central, en los Países Bajos, Austria, Finlandia… en lo que yo llamo los países con superávit....Mientras tanto, en lugares como Italia, Portugal y España, y también en Francia, se produciría una caída muy drástica de la actividad económica (por la crisis en países como Alemania) y, al mismo tiempo, un gran aumento de la inflación (ya que las nuevas divisas en esos países se devaluarían de forma muy significativa, provocando un incremento en los precios de las importaciones, del petróleo, la energía y los productos básicos).
Así que, si volvemos al espíritu del Estado-nación, nos encontraremos con una línea de fractura en algún lugar no muy lejos del río Rin y los Alpes. Todo lo que quedara al este del Rin y al norte de los Alpes se convertiría en una economía deprimida y el resto de Europa se encontraría en una zona de estanflación, de altos niveles de desempleo y altos precios....Una Europa así podría incluso dar lugar a una gran guerra o, aunque no fuera una guerra real, a tantas dificultades que los países se volverían unos contra otros. En cualquiera de los dos casos, Europa, una vez más, hundiría la economía mundial...China quedaría devastada y la tibia recuperación estadounidense se esfumaría. Habríamos condenado a todo el mundo a, al menos, una generación perdida. Por este motivo, advierto a mis amigos de que la izquierda nunca se beneficia. Siempre son los ultranacionalistas, los racistas, los fanáticos y los nazis los que se benefician.
¿Se puede democratizar Europa? Sí, creo que sí. ¿Y se democratizará realmente? Sospecho que no. Entonces, ¿qué sucederá? Si me pide mi pronóstico, soy muy pesimista. Creo que el proceso de democratización tiene muy pocas probabilidades de éxito...Pero, al mismo tiempo, creo que con los temas que atañen a la sociedad y a la política tenemos una obligación moral y política de ser optimistas y de preguntarnos: "Bien, de todas las opciones que están a nuestro alcance, ¿cuál tiene menos probabilidades de provocar una catástrofe?". Para mí, ese es un intento de democratizar la Unión Europea.
Existe un debate interesante que se está produciendo fundamentalmente en Gran Bretaña, y en donde el resto de Europa no parece estar interesada....Existe una profunda diferencia entre una "Europa de las Naciones" y una "Unión Europea". Los británicos, en este contexto, son seguidores de Edmund Burke, anticonstructivistas que creen que debe existir una correspondencia unívoca entre nación, parlamento y moneda: una nación, un parlamento, una moneda....Cuando se les pregunta ¿Y qué pasa con Escocia? ¿No son los escoceses una nación de buena fe? Y en ese caso, ¿no deberían tener su propio Estado y moneda?, la respuesta que obtengo es algo así como: "Sí, claro, existe una nación escocesa, galesa e inglesa, y no una nación británica, pero contamos con una identidad común, forjada durante guerras de conquista, la participación en el Imperio, etcétera". ...Si eso es así, y puede que lo sea, entonces se puede decir que diferentes nacionalidades se pueden agrupar en torno a una identidad común que se va transformando. Así es como me gustaría verlo. Nunca tendremos una nación europea, pero podemos tener una "identidad europea" que se corresponda con un pueblo europeo soberano. Así que mantenemos el anticuado concepto de soberanía pero lo vinculamos con una identidad europea en desarrollo, que después se vincula con la soberanía única y un Parlamento que mantiene mecanismos de control sobre el poder ejecutivo en el ámbito de Europa.
En estos momentos, el Ecofin, el Eurogrupo y el Consejo Europeo están tomando decisiones importantes en nombre del pueblo europeo, pero estas entidades no deben responder ante ningún Parlamento. No basta con decir que los miembros de estas instituciones rinden cuentas ante su Parlamento nacional, ya que esos miembros, cuando vuelven a su país para comparecer ante su propio Parlamento, dicen: "No me miren a mí; yo no estuve de acuerdo con nada en Bruselas, pero no tenía poder para influir en las decisiones, por lo que no se me puede responsabilizar por la decisión del Eurogrupo o del Consejo o del Ecofin". A no ser que los organismos institucionales puedan ser censurados o reprendidos en tanto que organismo por un Parlamento común, no tienes una democracia soberana. Así que ese debería ser el objetivo de Europa.
Uno de los aspectos positivos de la forma en que nuestro Gobierno fue aplastado el pasado verano es que millones de europeos tomaron conciencia de la manera en que se dirige Europa. La gente está muy, muy enfadada; incluso gente que no estaba de acuerdo conmigo y con nosotros....El 9 de febrero organizaremos un evento importante en Berlín, una ciudad escogida por evidentes motivos simbólicos, en el que presentaremos un Manifiesto e invitaremos a los europeos de los 28 Estados miembros a sumarse a nosotros en un movimiento que tiene una agenda muy simple: o democratizar Europa o eliminarla....La idea es que cualquiera pueda adherirse, independientemente de su afiliación a un partido político o a una ideología, porque la democracia puede ser el tema aglutinador.
El modelo de hacer política en Europa se ha basado en partidos políticos de países concretos. Así que un partido político crece en un país determinado, tiene un programa que atrae a los ciudadanos de ese país y, después, cuando el partido se encuentra en el Gobierno, solo entonces (como algo secundario) intenta construir alianzas con partidos afines en Europa, en el Parlamento Europeo, en Bruselas, etcétera. En lo que a mí respecta, este modelo de hacer política está acabado. La soberanía de los Parlamentos se ha visto disuelta por la eurozona y el Eurogrupo; la capacidad de cumplir con el mandato recibido en el ámbito del Estado-nación ha sido erradicada y, por lo tanto, cualquier programa dirigido a los ciudadanos de un Estado miembro concreto se convierte en un puro ejercicio teórico.
Así que, en lugar de ir del nivel del Estado-nación al nivel europeo, pensamos que deberíamos ir en dirección contraria; que deberíamos construir un movimiento europeo transfronterizo, mantener una conversación en ese espacio para identificar políticas comunes, para abordar problemas comunes y, una vez tengamos un consenso sobre estrategias comunes a nivel europeo, ese consenso pueda encontrar expresión de ello en los niveles del Estado-nación, regionales y municipales. Así que le estamos dando la vuelta al proceso, empezando por el nivel europeo para intentar encontrar un consenso y, después, yendo hacia abajo. Esta será nuestra forma de funcionar.
Disponemos, como máximo, de una década para cambiar Europa. Si no lo conseguimos para 2025, no creo que haya una Unión Europea que salvar o incluso sobre la que hablar. Para aquellos que desean saber qué es lo que queremos ahora, la respuesta es transparencia: a) exigimos que las reuniones del Consejo de la UE, el Ecofin y el Eurogrupo se retransmitan en directo por la web, b) que las actas del Banco Central Europeo se hagan públicas c) y que documentos relacionados con negociaciones comerciales como el TTIP se puedan consultar online.
El auge de los partidos y movimientos contra la austeridad demuestra claramente que los pueblos de Europa, no solo en España y Grecia, están más que hartos de la antigua forma de hacer política, de las políticas basadas en el consenso que han reproducido la crisis y han abocado a Europa a un camino que lleva a la desintegración. De eso no hay ninguna duda....La cuestión es: ¿cómo podemos aprovechar ese descontento?....En Grecia estamos experimentando una tremenda desconexión entre la cúpula del partido y las personas que votaron por él. Por eso opino que el acento en el Estado-nación es algo muy obsoleto. Si Podemos entra en el Gobierno, lo hará bajo las mismas condiciones, extremadamente limitantes, impuestas por la Troika, igual que el nuevo Gobierno que se está intentando formar en Portugal....A menos que esos partidos progresistas se vean impulsados por un movimiento paneuropeo que ejerza una creciente presión en todos los países y de forma simultánea, acabarán frustrando a sus votantes y viéndose obligados a aceptar todas las normas que les impiden cumplir sus mandatos....Es por ese motivo por el que pongo el énfasis en construir un movimiento paneuropeo....La única forma de cambiar Europa es mediante una oleada que surja en toda Europa. De lo contrario, el voto de protesta que se ha manifestado en Grecia, España, el Reino Unido y Portugal, si no se sincroniza en todos los países, terminará disipándose, dejando tras de sí nada más que la amargura y la inseguridad generada por la imparable fragmentación de Europa. http://www.publico.es/internacional/varoufakis-establishment-democracia-amenazada.html
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


Con't BREXIT: SEGUN LA PROHECÍAS LAS ALÍANZAS EUROPEOS NO PODRÁN SALÍR Reino Unido decide no salir de la Unión Europea....por ahora El Reino Unido, ¿con o sin la Unión Europea? - the network ... Reino Unido hace historia al salir de la Unión Europea Ingleses fuera de Europa Charlas con #UstedSeñora 'El Brexit puede salir bien'

Contactos Gays Reino unido gratis, red social en Reino ...

  1. Con't BREXIT: SEGUN LA PROHECÍAS LAS ALÍANZAS EUROPEOS NO PODRÁN SALÍR
  2. Reino Unido decide no salir de la Unión Europea....por ahora
  3. El Reino Unido, ¿con o sin la Unión Europea? - the network ...
  4. Reino Unido hace historia al salir de la Unión Europea
  5. Ingleses fuera de Europa
  6. Charlas con #UstedSeñora 'El Brexit puede salir bien'

Aunque casi nadie contempla esta posibilidad, la salida del Reino Unido puede promover un menor intervencionismo en ambas orillas del Canal de la Mancha. Un saludo y bienvenidos a The Network un debate sobre la actualidad candente. Esto son titulares: ¿Brexit o no Brexit?: ¿Cuáles serían las consecuencias de u... Como contactarse con Paralelo 33: [email protected] https://twitter.com/Paralelo33Chile Apoya al canal con una donación en Patreon o una donación en pesos: ... Reino Unido ha hecho historia al separarse de la Unión Europea, el también llamado Brexit ha entrado en un periodo de transición que durará once meses. 31 enero de 2020 COMENTA ESTE VIDEO Y ... Los miembros Britanícos del reino unído de Europa quieren salír de la UNION ECONOMICA pero no podrán salir hasta que YAHAWASHI el hijo del padre nuestro los ... La salida del Reino Unido de la Unión Europea,también conocida popularmente como brexit,es un proceso político en curso que persigue el abandono por parte del Reino Unido de su condición de ...